4/24/2012

Santa Testosterona Versus Santo Estrógeno

Hace dos días se publicó la noticia que la testosterona de “La Congregación Para la Doctrina y la Fe”, algo así como la Santa Inquisición del Vaticano, “regañó”  a las monjas católicas estadounidenses, la mayoría representadas en la unión llamada “Conferencia y Liderazgo de Mujeres Religiosas”. Los machos del vaticano inculpan a las monjas “por desviarse de la doctrina de la iglesia y promover radicales temas femeninos”.

Las monjas gringas, de acuerdo a LA Times, previamente habían enviado una carta privada al Vaticano protestando las arcaicas acciones de los machos del Vaticano tocante a la ordenación de mujeres y el alcance pastoral sobre el homosexualismo

Es más fácil que el corrupto liderazgo del FMLN renuncie al poder o los oligarcas extranjeros donen sus riquezas que los machos del Vaticano cambien sobre ésto.

Los derechistas pro ricos del Opus Dei, quienes dominan actualmente el catolicismo, no  contestaron la inquietud de las monjas, sino las acusaron públicamente de no oponerse “fieramente” contra el aborto ni el casamiento entre los mismos sexos.

Las monjas son apreciadas en la sociedad gringa por su trabajo en comunidades de bajos recursos. Ellas manejan hospitales, hospicios, escuelas, y su trabajo social es ampliamente admirado.

En los 90s yo trabajé seis años para ellas cuando estuve en el Mercy Hospital and Medical Center en Chicago, un hospital non-profit que aceptaba pacientes aún sin seguro de salud, tuve contacto con varias de ellas y ciertamente conocí e interaccioné laboralmente con dos de ellas que valen su peso en oro…. Ninguna vez vi un macho cura gringo trabajando por ayudar a la currunchunchún como día a día hacen las monjas.

Pero el vergoloteo entre monjas y machos del Vaticano, que hoy los machos han hecho público, viene desde el 2009 y no es religioso sino ideológico. Pasó que el sindicato de monjas apoyó la reforma de salud de Obama en contra de la posición de la Conferencia de Obispos Católicos que vehemente lo opuso pues apoyan a los millonarios.

La aprobación de las monjas al “obamacare” selló la aprobación de la ley… y aparentemente los machos del Vaticano no las perdonan.

El mayor problema con la Iglesia católica es que no cambia, no evoluciona, no adelanta conforme los tiempos… y ahora esta derechizada desde que el miembro del Opus Dei, el eslavo Karol Wojtyla, fue ungido Papa.

Leí en un libro titulado El santo fundador del Opus Dei”, por el español Jesús Ynfante, que en 1978, el superior de los salesianos le dijo en una audiencia al nuevo papa que no era exagerado hablar de cien mil miembros activos en la familia salesiana…, recojamos el diálogo del libro:

-"Entonces, exclamó Wojtyla, ¡sois más poderosos que el Opus Dei, que sólo tiene setenta mil!".
-"Santidad, le respondió el salesiano, nosotros no somos poderosos, sino humildes e inquietos trabajadores"
-"¡No, no!, replicó vivamente Juan Pablo II, dando un puñetazo en la mesa, para realizar el bien es necesario el poder, ya lo decía santo Tomás de Aquino"

Ya lo he dicho más de una vez porque yo lo he vivido en carne propia… La reacción del nuevo papa ante el salesiano es una reacción típica del elemento fascista-derechista: intolerante, altanero, arrogante y violento.

El salesiano adujo un elemento vital en la enseñanza de Jesucristo: Humildad, al nuevo papa le valió verga esto y prefirió el poder, cual fariseo sionista… No me extraña que la derecha y el fascismo busquen rapidol la santidad de este cura que fue peor que muchos papas…

Estos mismos elementos que exigen la inmerecida santidad rechazan la santidad de Monseñor Romero.

Buena suerte a las monjas, pero creo que de esta lucha ideológica de los machos del Opus Dei que domina el Vaticano contra las monjas, la testosterona saldrá mal parada.

Tamen
.