10/12/2011

Fast and Furious

En una narración de mis experiencias yo cuento una vez que con Andrés, mi alero de toda la vida, en 1971, nos vimos en la necesidad  de coquear rápido una paja para evitar pagar la entrada al gimnasio de dos chavas que habíamos invitado…. Puta!, aparte del bus, y amalayando, sólo habíamos podido conseguir tostón, y peseta valía la entrada…. ¡No pudimos conseguir un puto colón en dos días!

Mi alero, que ideó esta jugada, comenzó a discutir y pelear con su chava en la entrada del gimnasio y se negó entrar, yo sigo la paja tratando de tranquilizarlo…, ellas pagan sus boletos y entran al gimnasio… yo finalmente, y a “duras penas”, apaciguo y “convenzo” a mi alero que entremos…, él hace las paces y yo soy héroe.

Esa experiencia me explica la trama de fast and furious que los gringos hicieron contra el pueblo mexicano.

La élite gringa desde su “armas de destrucción masiva” quedó al descubierto su perfidia al invadir Iraq usando ésta comprobada y demostrada falsedad… y aún así siguen queriendo pajear a la mara.

La élite anglosajona pro likudista hoy sale front page con la onda que los Zetas y un vendedor de carros que vive en Corpus Christie, Texas, “complotaban” para matar al embajador de Arabia Saudita, y acusan al régimen de Irán directamente de estar implicados…. Mientras soslayadamente amenazan a Venezuela, Ecuador, Brasil… por tener vínculos con Irán.

Al mismo tiempo los diarios gringos en columnitas de apenas 50 palabras y en la página 50, informan que la Casa de Representantes, para tapar el ojo al macho, planea llamar a Eric Holder, fiscal federal, un negro nombrado por Obama, a declarar sobre el caso fast and furious.

El fiscal general gringo supervisa varias agencias policiales, entre ellas a la agencia que le llaman ATF (alcohol, tabaco, y “firearms”, o armas de fuego), esta agencia está siendo investigada por proveer miles de armas al cartel de Sinaloa del chapo Guzmán (cartel favorito de los gringos) en una operación secreta que se llamó fast and furious... pero alguien puso el dedo y lo denunció a la prensa.

Cuando un encubierto detective narco gringo de la DEA fue asesinado en diciembre del año pasado en México con arma gringa, alguien le falló la conciencia y comenzó a poner dedos…. Dijo que la ATF estaba proveyendo armas de todo calibre y tipo a los carteles mexicanos sin decirle al gobierno mexicano y sin reportar al congreso.

Los medios de información gringos apenas mencionan este caso… y los fascistas republicanos lo explotan a tientas sin exigir ni amenazar… el gobierno gringo de Obama no quiere decir cuando se inició esta operación secreta de venderle armas a los carteles mexicanos.

O sea, debe haber mucho más de lo que se ha descubierto hasta ahora. Pero hay que dar una explicación a México y a la mara, y para esto si se pintan los gringolandeses, que como su bolsa de valores, especulan en puta sin decir nada… y así quedará el volado… como Bush y la paja de destrucción masiva.

Para explicar sin decir nada en concreto, la derecha y sus medios de información, muchos de los cuales son poseídas por miembros del NRA (national rifle association) o de la industria del armamento, especulan que esta operación se inició con el objeto de apoyar la posición de Obama expuesta en México, en una visita en abril 16 del 2009, donde dijo: “This war is being waged with guns purchased not here but in the United States … more than 90% of the guns recovered in Mexico come from the United States, many from gun shops that lay in our shared border.”. Todo con el objeto de avanzar su política anti armas…

Viniendo de la derecha fascista, esto es pura pantalla, detrás hay un encubrimiento por asociación de toda  la élite gringa sobre la verdad de esta onda.

Obama y la derecha light no quieren decir cuánto sabían de esta conspiración, lógico, hoy nadie sabe nada… Y lo único que Obama hizo para taparle el ojo al macho es reubicar a los jefes de dos agencias. Nadie fue despedido y juzgado, como a Bush, por mentir e interferir criminalmente en los asunto de otra nación.

Las noticias especulan sin pruebas que fast and furious comenzó después de la visita de Obama a México y se vendieron entre 2-5 mil armas de toda clase a los carteles.

De repente, en medio de fast and furious, los gringos salen con la paja del iraní y los Zetas queriendo matar al embajadorcito…. Pobechito!

Tal como la derecha fascista y la derecha light, en el apuro, confabulan una farsa en gringolandia sobre el “rápido y furioso”…, en 1971, con mi parna, tuvimos que hacer uso del fast and furious para evitar pagar la entrada de las jevas al gimnasio…, y ellas, inocentes como los tiempos, nos creyeron…, igualito de creyentes como los terrícolas smart devices de hoy creen en estas fabricadas pajas gringolandesas.

Tamen
.