1/06/2010

Cambia, Todo Cambia

El medio de comunicación “El Economista” de Londres le “aconseja” al niño bonito de la oligarquía colonialista, el paramilitar presidente Uribe, a que no se reelija más. Este mismo “consejo” se lo dio el periodista “argentino” Oppeinheimer, y es porque Uribe, reeligiéndose, le quita dientes al plan de satanización vigente contra los emergentes líderes izquierdistas de Sudamérica que buscan reelegirse.

La revista gringa “Newsweek”, se mete de nigromante haciéndole competencia a Walter Mercado y vaticina “10 hechos que sucederán en el 2010”, y entre sus “top 10” predicciones cita un “golpe de estado” contra Hugo Chávez, la muerte de Fidel, el colapso de China...

Estos dos sueltos ejemplos muestran lo que siempre insistiré tocante a los medios de comunicación como herramienta de propaganda con una agenda política. Por supuesto que esto ya no es secreto y actualmente los líderes de Ecuador, Brasil, Venezuela, Argentina y Bolivia se hallan enfrascados en una lucha abierta contra estos piojosos medios de comunicación masivos dominados por la élite raza blanca colonialista desde la paja de la “independencia de América”.

¿Qué tienen en común estos dos medios de comunicación citados?

Ambos son poseídos por elementos sionistas quienes le han declarado la guerra a Hugo Chávez en particular y a Sudamérica en general. Al presidente Chávez por haber sido, hasta ahora, el único líder elegido democráticamente en denunciar al régimen terrorista de Israel causante del Holocausto Palestino, Chávez tuvo los huevos de mandar a la mierda a su procónsul... Y a Sudamérica por el recibimiento con honores al presidente iraní y el reconocimiento político del país persa aislado por el lobby sionista que domina a USA y la mayor parte de Europa, o sea el “so-called” por ellos mismos como “comunidad internacional”.

El Economista es un semanario dominado por la famosa familia sionista internacional de los Rothschild, un patrón que se repite en casi todos los medios de comunicación masivos en Inglaterra, a excepción de El Guardián.

La revista “Newsweek” pertenece al Washington Post, una corporación noticiosa fundada por el “gentil” Stilson Hutchins, pero en 1933 se fue a la quiebra y comprado por el sionista Eugene Meyer, hoy es dirigido por su hija Katherine Meyer Graham.

Esta minoría étnica, que en USA conforma apenas el 2% de la población total, tiene un dominio del 96% sobre toda la media de difusión masiva gringa usando seis corporaciones. Y esto no es secreto, aquí se puede hallar de todo sobre el argumento.

El rollo equivocado es racionalizar el monopolio invocando universales excusas como la raza o religión, el argumento debía ser que, a través de monopolizar los medios de información, tal como las familias resaca colonial en Latinoamérica, los sionistas usan estos medios para tergiversar, satanizar, y engañar.

Dos ampliamente reconocidos medios de comunicación masivos se desnudan mostrando su aprensión por la forma que se desarrollan los sucesos en el, hasta hace algunos años, un sumiso backyard. El nerviosismo de estos siniestros manipuladores de la información es la actual debilidad y potencial caída del imperio gringo tal como lo conocemos, porque ellos también caerán con ellos. Uribe y sus serviles acuerdos con el Tío Sam lo han hecho vulnerable… y Hugo Chávez, después de 11 años y a pesar del diabólico plan de demonización mediática, sigue popular en Venezuela… se tiene que estar desesperado, o “high” con algún volado, para que estos dos prestigiosos y “serios” medios de difusión se salgan del huacal con frivolidades astrológicas buscando apuntalar la “esperanza” de la derecha resaca colonial de Latinoamérica.

“Cambia, todo cambia” cantaba Mercedes Sosa hace más de veinte años…, y, creyéndome cantor, yo canto que el último en darse cuenta que la mentira ya no furula es el mismo mentiroso.

Hace tan sólo veinte años Irán y Hugo Chávez hubieran caído al toser el Tío Sam, e Israel, en vez de perder, habría verguiado a Hezbolá en ocho horas… “Cambia, todo cambia” en esta vida.

Tamen
.