12/03/2009

¡Democracia Libertad! Puta Ramera











Democracia Libertad...

Tanto hace que allá abajo
celebramos tu natalicio con mariachi,
morteros, discursos, piscuchas de fuego,
y canto del bambú...

¿Cuántos hombres, héroes y embaucadores
se han inmolado desde que te volviste puta banderola?

Tu superstición ha embaucado sotanas,
envalentonado cobardes,
enrabiado neutrales...
así también tu quimera ha protegido
tiranos, asesinos,
ladrones y demagogos.

¿No te bastaron los alaridos del barro,
la alegría humilde, y la esperanza de bahareque?

Que ridículo es tu nombre zalamero
con trasfondo de blanca humildad,
pero atiborrado de prepotencia;
tu voz semeja el trino del ruiseñor
cuando tu mensaje de “sueño americano”
anuncia un paraíso de nigromantes,
y un porvenir de colibrí,

¡Celebremos tu triunfo!

Ya que tu marido duerme y sueña...
sueña y duerme endrogado
en el canapé de tu delirante lupanar
lleno de coreografía iletrada,
donde se baila el dengue y el cólera,
el rotavirus, y las diarreas...
y vos cual reina dormilona
vestida de blanco y azul
repartís celulares, chicha y chaparro,
y brindas por el analfabetismo,
el dólar, y la exportación humana...

Y dicen este es el Paraíso
y algunos casi te linchan si opones lo contrario
pero el Paraíso dice con todo aviso
que no te quiere en su barrio...
Pero en tu choza no te deja vivir como querés
e imponiéndote extranjeros que te explotan
y manteniéndote bruto y enfermo:
¡El Paraíso te invita a su paraíso!...

Desperdicio tu nombre grecolatino
tu belleza inconfundible,
tu atractivo visceral,
tu sapiencia de ensueño
tu graciosa desenvoltura.
¿Quién te volvió putona?

Democracia Libertad...
Tu nombre ya me sabe extranjero...