8/24/2009

El Verbo Patria

Andrés Oppenheimer, uno de los tantos voceros de la derecha latinoamericana, escribe un editorial publicado en el diario pro yanqui y a favor de mantener el status quo, de la derechista Prensa Gráfica. El sionista escribe acerca del “perfil psicológico” publicado por el diario colombiano Semana sobre la vida privada de Rafael Correa para contestar el porqué, el presidente Correa, habiendo vivido y sido educado en gringolandia, se embarca en “encendidos discursos críticos contra Estados Unidos”.

Lo que este internacionalista al servicio de la oligarquía raza blanca latinoamericana infiere es que Rafael Correa, por haber vivido y sido educado en EE.UU., no debía criticar a los gringos sino adorarlos y rendirles pleitesía, o cual canelón hacerse el pendejo ante lo inconfundible, aceptar soborno muchas veces y seguir permitiendo a las transnacionales gringas explotar ilimitadamente, impunemente, desreguladamente y “cheaply”, los recursos nacionales de Ecuador no importa qué.

Según Oppenheimer, Correa debía callarse y NO oponerse a la política gringa de subordinación “chop,chop” y servilismo “pronto”… Correa debía ser 100 % lacayo como Flores Pérez y Saca.

Y el sionista luego prosigue sacando a relucir la vida privada contada por Semana sobre los tres años de cárcel del padre de Correa en gringolandia por tráfico de cocaína y su posterior suicidio al salir de la cárcel... Oppenheimer claramente trata de enlazar este hecho de la vida familiar de Rafael Correa con la actitud pro Ecuador que este muestra.

Andrés Oppenheimer, un sionista internacional, no puede concebir alguien interponga lazos patrios intangibles, como escuchar la súplica de las mayorías mestizas, indias y negras, sobre “la inversión y el capital”, y es porque estos son los sentimientos que diferencian al humano del antihumano donde sentir el Verbo Patria es sentir sólo dinero.

“¿Cómo puede ser que un doctor en Economía haga discursos que ahuyentan las inversiones, provocan la fuga de capitales y a la larga empobrecen el país?”, se pregunta el sionista como si Ecuador hubiera estado bañado en bolas antes de Rafael Correa. Estos “inversionistas” que alude son muchos de los que Obama hoy está persiguiendo por evadir impuestos y esconder la feria en Suiza, son los mismos “inversionistas”, en su mayoría en forma de transnacionales explotadoras gringas, que en contubernio con la oligarquía criolla y extranjera, tenían a Ecuador y Venezuela hechos mierda antes de Hugo Chávez.

Y como Oppenheimer se mete con mi familia yo le propongo investigar el perfil psicológico de sus hermanos sionistas que habiendo nacido, sido educados, y vivido toda su vida en Estados Unidos hicieron un millón de veces peor que criticar: traicionaron a EE.UU.

Tenemos por ejemplo al sionista Harry Dexter White, también educado economista como Rafael Correa, White fue fundador del Fondo Monetario Internacional, pero fue descubierto por el FBI como espía soviético y traicionó a su “patria” de nacimiento. Tenemos en la misma línea a los espías atómicos J. Robert Oppenheimer (family?), la familia Rosemberg, la familia Greenglas, Alger Hiss, Harry Gold… y una larga y variada lista de “sabios”, escritores, líderes laborales, banqueros, políticos… etc., todos ellos traidores a su patria de nacimiento y racialmente hermanos del articulista Oppenheimer.

Lo que todos estos traidores sionistas tienen en común con Rafael Correa, y conmigo también, es que vivieron entre los gringos y criticaron las acciones injustas y colonialistas de las instituciones y administraciones gringas… pero hasta aquí para la similitud… porque Rafael Correa es ecuatoriano de sangre, mente y corazón, y NO traicionaría a su Verbo Patria… como yo soy salvadoreño… será Oppenheimer así de argentino?

Y yo, que nací en El Salvador, he vivido en USA 28 años, y he sido educado por los gringos, yo así entiendo a Rafael Correa y me identifico con él, yo también diferencio entre gobernantes y gobernados. El pueblo gringo y la élite bipartidista gobernante gringa son dos cosas distintas…, en el mismo contexto que la raza blanca y la raza negra se diferencian entre ellas mismas y de la sangre latina.

Tamen
.