9/30/2016

Memorias de un Desmigrado: El Rey


Gracias a internet y sus social media hoy me doy cuenta que no estaba solo gustándome la poesía cuando en mi adolescencia vivía mis glory days en mi rememorada colonia Santa Lucía en mi terruño.

En mis glory days 1970, 1971, 1972, 1973, 74, 75… mi mara en la colonia consideraba la poesía pipianadas y yo me guardaba bien de decir que casi cada noche, en mi diario personal, escribía rimas. Algunas noches en mi cuartito 8x8 me la pasé deleitándome con el libro las 100 mejores poesías de la lengua española.

Mi profesor de Literatura en INFRAMEN en tercer curso, chepe botella, una vez me llamó "poeta pipián" sólo porque escribí en rima una exaltación al soldado guanaco allá por 1969, eran mis años de formación y chepe botella me taleguió la moral, no por escribir poesía, sino por escribir en rima..., y hasta me hizo preguntarme si de veras no era yo pipián por gustarme estas ondas poéticas.

Eran los años que ser pipián era los más turbio que un ser humano puede ser, y solo superado de ser coloreado de marihuanero.

Pero luego conseguí una chava y luego otra, y otra… la cuarta fue la vencida y ni aún esta chava, hoy mi esposa, nunca le contaba mis pelazones poéticas porque descubrí que no le gustaba esa onda... A esta mujer que ha vivido conmigo por 37 años le he escrito decenas de poemas pero jamás ha leído uno tan solo.

Así es de linda mi opuesto cromosoma X..., quizás eso sea por lo que ella hasta hoy, 42 años después de conocerla, me tiene de patitas.

Llegó América Online en 1995 y mi primera computadora, entonces hallé terrícolas como yo que nos gustaba y deleitaba estás "pipianadas" que hoy comparto..., de 1995-98 fue lo que yo llamo "mi edad de oro" porque escribí y compartí muchos poemas... internet cambió todo… Y este poema que hoy comparto es uno de ellos.

Había una vez un rey tenía,
un palacio hecho de palma,
una isla de remansa calma,
pero lo invadía la melancolía...
 
El rey era justo y paciente,
y rebosaba en hidalguía,
el rey poseía sabiduría,
y era gallardo y valiente...

Un día, el rey triste parecía,
y miraba hacia el mar taciturno
hurgando ese opaco nocturno,
del crepúsculo que anochecía...

¿Qué añoraba que lo entristecía?
bello reino, bella isla, bella vida;
¿Qué más su mente daba cabida?
pués la tristeza del rey crecía...

-"¿Le duele algo mi soberano?"
  pregunta el Doctor...
-"nada me duele, estoy sano"
 dice el rey sin dolor...
-"¿Una fiesta lo reanimará su alteza?"
-"Eso es muy mundano".
-"Pues le receto esto para la tristeza"
 dijo el doctor ufano.
-"¿Y qué medicina me tomaré?"
-"Remedio para tristeza: Escribir"
-"¿Escribir? ¿Y qué escribiré?
-"Mi rey, escribir es salud, es vivir..."
  diciendo esto el doctor se fue...

La noche halló al rey meditando
lo dicho por su médico; suponía
que su reino era lleno de fruslería,
aunque pacífico no había alegría,
y carecía lo que andaba buscando...

Y el rey cogió papel y pluma,
escribió la línea de un poema,
escogió su más adorado tema,
el amor que lo rebosa y abruma...

Así él halló salida a sus penas,
hablar del amor le inspiró poesía,
y halló del amor su alma buena
que llenó su vida de... ¡Fantasía! 

Tamen
.

9/23/2016

The Black Matter Revolution

A la élite imperial gingolandesa le encula ponerle nombre de colores a las revoluciones que en los últimos 30 años han sacudido esta nave espacial... Y donde ellos han puesto su mano peluda.

Le llamaron revolución de terciopelo cuando los checos se sacudieron de la decadente URSS en 1989. Cuando Ucrania hizo lo suyo en 2004 le llamaron la revolución anaranjada. La revolución púrpura cuando los iraquíes se sacudieron de Saddam. La revolución verde cuando intentaron derrocar al régimen teocrático iraní en 2009. Revolución jazmín cuando en 2010 los tunecinos derrocaron a su dictador impuesto por Europa.... and so on.

Hoy tienen su propia revolución entre manos, están en estado de denial y se niegan ponerle color.

No voy a referirme a los negativos estereotipos que atañen a la raza negra porque mi gente hispana, latina -como cualquier otra etnia-, carga por igual su tanate de negativos estereotipos sin haber sufrido ni una mierdécima que los negros han sufrido en USA.

Parece que la raza negra gringolandesa, la afroamericana, finalmente está despertando de su atávico temor al gringolandés raza blanca... especialmente al cristianísimo sureño... Hace 151 años dejaron, al menos en papel, de ser esclavos, pero yo soy testigo que es jugarle una broma a la realidad el decir que son "libres".

Los negros son como yo, esclavos de un sistema el cual es manipulado por una mayoría raza blanca y del cual es, no imposible, pero difícil salir... Es como ir de pasajero en vehículo o avión donde  el control de mi porvenir, de mi familia y de mi vida lo tiene el piloto o el chofer..., pero no hay otro medio de llegar donde quiero llegar.

Apenas hasta hace 51 años, en 1965, los afroamericanos lograron ganar en papel fundamentales  derechos civiles tales como el derecho a votar, sentarse donde les diera la puta gana en los buses, poder asistir a la escuela junto a los blancos, usar letrinas, tiendas, parques no segregados sino para todos.

"Unidad"

Yo, un mestizo, y de acuerdo a lo que he visto y leído, estoy convencido que los hoy casi 40 millones de negros descendientes de esclavos, han sufrido, sido humillados (como han humillado a Obama lo dice todo), discriminados, y masacrados en USA mucho más que en cualquier otro país fuera de África.

La historia negra esclavizada por 340 años en the home of the free fue infinitamente peor que la vivida por cualquier otra etnia en esta nave espacial.

Este interesante enlace provee una recopilada información de la odisea africana y sus números en su viaje hacia América.


El artículo lo escribe un famoso profesor raza negra de Harvard quien hace unos años un policía raza blanca lo apresó porque no le creyó que vivía en la lujosa zona donde vive, lo trató como al peor maleante, y se lo llevó preso..., un clásico acto de racismo... Obama intercedió y por primera vez la policía racista raza blanca fue llamada "estúpida" por un presidente en USA.

Ante semejante desplante de racismo la sociedad mayoritaria raza blanca no pidieron justicia sino pidieron ¿¡unity!?.

Los descendiente de estos casi 400 mil africanos han empezado su real emancipación con the black matter revolution.

Y apenas comienza.

Ante esta revolución negra, el segmento racista gringolandés, aquel que llama "boy" al negro, no importa sea un anciano, porque según su fanática mente el negro por ser "inferior" –de acuerdo a su dios-, jamás puede llegar a ser hombre... O sea, el voto duro de Donald Trump, mayoría seguidores republicanos... Los "deplorables" como Clinton les llamó correctamente... han salido con machete desenvainado y dejando salir su catarsis reprimida por décadas y por siglos acumulada en su heredado gen.

Un representante del estado de Carolina del Norte dijo: "Los negros odian a los blancos porque nosotros somos exitosos y ellos no"

La presidenta del comité de campaña de Donald Trump en Ohio sacó su racismo puro, sincero y cruel -el cual quizás comenzó chupar desde neonato-, cuando escupió:


Pero la peor y más insultante desinformación que esta supremacista blanca vomitó fue cuando dijo “antes de Obama nunca había habido racismo”

Por eso es importante esta Black Matter Revolution. Hay mucha, miles, quizás millones de gente raza blanca que se hace la pendeja o por conveniencia ignora la realidad y trata de justificar lo injustificable.

Un mulato jugador de fútbol americano lo enalteció cuando clarificó su acción de sentarse, luego hincarse, al sonar el national anthem como denuncia para llamar atención e información sobre los abusos que los negros y la "gente de color" sufrimos a manos de una mayoría de policías racistas en USA.

¡Y este mulato gana 28 millones al año!

Preocupados, la respuesta del ala "moderada" de líderes blancos, y sus medios de difusión, ha sido la misma casaca de siempre que les funcionó cuando el canelón Lutero Rey: "unidad"... la misma paja que siempre usan para contrarrestar el peligro que ven llegar.

El problema, el gran clavo, el tetunte..., NO ES UNIDAD..., el main topic es JUSTICIA.

Este injusto estado de cosas ha sucedido desde la pajeada "emancipación de los esclavos" de 1865..., transcurrió en todo el siglo XX..., hasta que llegaron los smart phones.

La presunción que el policía es un hombre "íntegro, confiable y respetable" ya no furula, la evidencia de la cámara-phone-video lo ha puesto al descubierto.


</iframe>

Sólo el segmento supremacista, los confusos y desinformados, se han quedado creyendo como verdad suprema que si un policía dice que "sacó y disparó su arma para defenderse" es una razón infalible.

Esta práctica racista ha sido institucionalizada por siempre en el home of the brave.

No se puede esconder, existen filmes, fotos, revistas que narran la batalla del negro a ser reconocido como igual en el home of the free.

Los supremacistas blancos sacan su intolerancia y gritan lo mismo que los derechistas de mentol en los países dominados por oligarcas criollos y extranjeros raza blanca en Latinoamérica: "¿porque no se van a otro país si no les gusta?"...

Hay temas que para esta caterva es only one way...

Cuando se trata de justicia, igualdad, tolerancia..., o la Black Matter Revolution..., ya no quieren hablar más que de ¿¡UNIDAD!?

O váyanse a otro país.

Tamen
.

9/15/2016

Desde Mi Diáspora: Estrés

Estrés es un estado físico emocional del que nadie se salva. Lo dividen en agudo y crónico y tiene varios y diferentes disparadores.

En algún momento de la vida todos lo hemos padecido... Algunos lo relacionan con la ansiedad, otros con la tensión, y otros con nerviosismo.

En unos es casi permanente, otros término medio, otros esporádico… pero nadie se salva de este flagelo.

No hay vacuna, no hay cura conocida, y no hay fármacos que lo erradiquen por completo… Pero hay diferentes alternativas para minimizarlo, frenarlo o contrarrestarlo.

Algunos practican terapia grupal, otros recurren a la lectura, tocar un instrumento musical, escuchar música, otros se van de vacaciones... También hay los que acuden al ejercicio físico, caminar, correr, levantar pesas.

Muchos otros manifiestan neutralizarlo echándose un par de vergazos entre pecho y espalda, un cognac un brandy..., un chaparro... , pero más incontables terrícolas buscan la serenidad de la meditación y la fuerza de la oración.

Desafortunadamente en otro numeroso grupo estas vías naturales y farmacéuticas de tratamiento no les funciona, al contrario empeora el cuadro a tal grado que recurren a diferentes salidas fatales... Del estrés pasan a la depresión y toman el lado más desesperado, extremista y triste: se suicidan.

Yo también soy terrícola y en varias ocasiones me ha acometido el estrés en variantes grados y situaciones personales..., puedo afirmar por experiencia personal que al menos la terapia grupal, como la lectura, la música y el ejercicio físico son bastante efectivos en manejar positivamente este achaque.

Hace varios lustros hallé un aún más efectivo autotratamiento: escribir.

Escribir bien o mal me pela un bledo, me es irrelevante porque mi meta no es lucro ni buscar relevancia..., Descubrí este medio cuando me escondí en mis inicios en la soledad de mi cuarto en la colonia Santa Lucía de los 70s..., mientras hablaba de mi, llenaba de rimas un diario personal.

Para mi es indescriptible el sentir cuando se escribe una rima o una narrativa personal, moldearla, maquillarla, vestirla... y contemplarla al final.

Para neutralizar y hasta curar mi estrés el escribir una poesía o una experiencia personal es infinitamente más terapéutico que cualquier fármaco, químico o natural, más que cualquier remedio físico, y mucho más que cualquier situación espiritual.

Hasta los efectos colaterales de escribir son priceless.

Además que me apaga el estrés, me aísla fuera de esta nave espacial y sus terrenales problemas…

Y siento me pone en comunicación con mi Creador.


Me fascina esculcar el cielo
y tras los destellos azulosos,
transitar parajes nebulosos
y con alas en mis ojos vuelo...

Nébulas, galaxias, planetas...
¡Todo vive, palpita, se siente!
el oscuro frío con luz ardiente
es un viaje sin ninguna meta....

Viven astros inmutablemente
con sus elementos celestiales,
que anidan vacíos umbrales
donde el ayer y sus seminales
preñarán el venidero presente...

¡Qué gran desperdicio!, me digo,
si somos únicos en lo eterno,
no se equivoca el Sempiterno,
la soledad es nuestro castigo...

Pero hay un destello invisible
que revolotea en mi mente,
al escrutar la furtiva fuente
de aquella luz inmarcesible...

Me fascina esculcar el cielo
y perderme en su laberinto,
creado con olímpico ahínco
y con alas en mis ojos vuelo...

Tamen
.