10/22/2015

Desde Mi Diáspora: "La Política"

Me preguntaron si sabía de política "para meter lengua en la política"…  Pensé que es lo mismo que me preguntarán si soy futbolista para meter lengua y hablar de fut... Y tampoco me doy paja tratando infantilmente de zafarme diciendo el dummy "a mi no me gusta la política por eso no me meto"…

Chévere estoy viviendo la colita de la era cibernética. Ya no es los 70s cuando el pionero del periodismo de propaganda, Napo Altamirano, engatuzaba sobre política a mi gente en su diario pasquín y no se podía rebatir, no había como, él y Dutriz tenían el monopolio.

Hoy tengo mi propio blog y el que quiera leer pues que lea… y se me puede rebatir, comentar y putear en mi sección libre y abierta de comentarios.

Desde hace ratos me di cuenta cuan inmoral, engañosa, viciada y corrupta es la política. ¡Pero es tan necesaria y es ineludible!... El hecho es que la política domina nuestra vida social.

"Ser buen político" -me decía mi tata con gran firmeza-, "es prometer todo, pero nunca cumplir nada” …, y agregaba "en política no hay amigos y no hay moral".

Tenía 16 años cuando mi inolvidable viejo derechista me dijo estos volados y sus asertos los he visto validarse década tras década.

Aunque nunca he sido políticamente afiliado a ningún partido, desde que tenía 16 abriles me interesé por saber qué ondas era y trataba la política…, y cómo fue que brotó esta célebre palabra que tiene tantas y diferentes aplicaciones.

Me di cuenta que oficialmente los griegos crearon este vocablo 300-400 años antes de Cristo.

Fue el filósofo griego Aristóteles el primero que acuñó el término al titular el nombre de su obra como "La Política", el cual es considerado el más grande tratado sobre política de todos los tiempos.

La palabra griega "polis" expresa ciudad y "ética" modo de vida. Etimológicamente política viene de "politiké techne" o el arte de vivir en sociedad.

Hace 2,400 años Grecia estaba conformada por ciudades estados… allí nació "la política".

A través de los siglos filósofos de todo ámbito han analizado y articulado conceptos sobre política.

El griego Platón, 300 años antes de Cristo, y saltándose a su tiempo, en su obra "La República" ya rebatía implicando que los sistemas políticos eran corruptos por naturaleza y que sólo intelectuales debían dirigir política nacional.

Contemporáneo de Platón, Aristóteles ya emparentaba la palabra "moral" con la política al opinar que la política era "intrínseca" a la naturaleza del hombre para vivir en "plenitud moral" y decía que el hombre es un “zoon politikon” o animal social.

Y en esta era cibernética Wikipedia dice que política: "es una rama de la moral que se ocupa de la actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva".

Quizás así fue hace 2 mil 400 años. Hoy la política está moralmente corrompida en toda la nave espacial llamada tierra.

Moral y política, para mi, hoy son enemigos mortales y en mi terruño hay dos vivos ejemplos en las dos opuestas ideologías que dominan el escenario político nacional.

Por ejemplo, moralmente la cúpula guerrillera del fmln no debía apoyar sino oponerse con todo su poder a la reelección del amoral y corrupto fiscal Luis Martínez…, pero políticamente dan declaraciones infiriendo que apoyarán su reelección… el porqué es especulativo… pero si lo apoyan y votan por él quizás por seguro hay mano inmoral y peluda… y les costará políticamente aún con sus miembros más "duros".

Otro ejemplo: moralmente el partido Arena hace chingo de tiempo se debía haber desligado del petulante Flores Pérez en su enorme clavo hechura propia con el sistema judicial del país. Allí están el fiscalito y el payaso de Medicina Legal protegiéndolo…, pero políticamente no les conviene porque el partido entero y su cúpula oligárquica están inmoralmente involucradas en el robo del dinero de Taiwán para los damnificados del terremoto 2001.

Nunca he sido de pensamiento derechista como fue mi tata en tiempos pecenistas porque su cúpula política es dominado por un grupúsculo tipo Rosentahl: ambiciosos, inmorales, corruptos y extranjeros.

Políticamente, y desde mis 16 años, siempre he sido izquierdista, pero hasta 1981, en mi terruño, siempre había comido a huevos la naranja derechista, oligarca, gorilesca, criolla, extranjera, conservadora, escuadronera...

Yo mismo me decía que debía esperar a probar la naranja zurda, guerrillera, del pueblo, para saber si es amarga, dulce, o sinsabor…

Han pasado 16 meses de 60 meses y la naranja hasta hoy está peligrosamente sosa, pueril, insustancial…, y aunque falta mucho probar ya está siendo demonizada por todos lados… pero aún falta mucho para que la naranja se acabe.


Tamen
.