1/30/2013

Desde la Diáspora: Después del Diluvio


El fascismo republicano, y sus aliados rednecks y millonarios, están asustados y alucinados de la revergueada que les cayó  en noviembre, hoy, astutamente, están dando muestras de cambio para entuturutar a la mara y hacerles creer que ya “cambiaron”… y muchos majes ya cayeron.
Hay tres frentes en la política gringa actual: la chirilícas, las armas, inmigración.

Después de derrochar el dinero gringo en guerras pro sionistas innecesarias, en regalar feria en puta al privilegiado 2% de multimillonarios con la paja de quitarles impuestos porque son job creators, y después que Bush y los neocons comenzaron incrementar el déficit fiscal a medio trillón malgastado en guerras y recortes de impuestos… los republicanos hoy se autonombran “anti despilfarro”.
Y es que les enculan las armas, y entre más creyente de Cristo, el gringo es aún más gun lover.

Ya les escribí lo que opino de ésto, sólo añado que la reelección de Obama tiene a una minoría de rednecks y sionistas listos para una guerra civil… y quietamente en los bosques y montañas de Sur y North Carolina, Michigan, Idaho, Florida y Texas se están preparando para ello.
Finalmente el tema de inmigración, el cual es el tópico que quiero principalmente referirme.

Cuatro meses atrás, el líder republicano, el conde Drácula Mick Romney, estaba proponiendo “no amnistía, pero sí auto deportación”… fueron taleguiados y rechazados en las elecciones.., entonces se fueron a un “retiro” y regresan diciendo solapadamente ¡“amnistía”!… pero con disfraz… le preguntan a John McCAin en conferencia de prensa: ¿por qué ahora ese cambio?... y McCain contesta una sola palabra “elecciones”.
Yo dije que jugando su jueguito democrático es la mejor forma de enfrentarlos y doblegarlos, es su cancha, echémonos su mascón, votemos y luego veremos.

La legalización de los hermanos indocumentados no vendrá chichemente pero poco a poco los hispanos títeres del tea party, los coconuts Marco Rubio y Ted Cruz, y sus puppet masters, doblarán el moco, porque si se oponen y obstaculizan su partido fascista se quedará sólo como partido de protesta y no ganará más elecciones.
Habrá legalización y por muchos billones que inviertan en las tres mil millas de frontera, el mexicano y centroamericano seguirá llegando… hasta que la élite gringa nos deje elegir en nuestros países nuestro propio modelo económico, nuestro propio destino. Mientras nos tengan jodidos con el fracasado modelo capitalista libre mercado, y las oligarquías y grupúsculos privilegiados… seguiremos llegando en masa.

La jodida es que la élite republicana no cuida del futuro sino del pasado. Aquellos dorados tiempos cuando USA recién había ganado la Segunda Guerra con su territorio e industria intacta… y sus potenciales rivales destrozados… Europa, URSS, Japón…, todos hechos mierdas.
Eso es el pasado y no volverá.

El futuro de USA es Latinoamericano, guste o se odie. Las políticas de la élite gringa en la región han causado esa masiva inmigración de México y Centroamérica, y lo mejor que la élite raza blanca en el poder puede hacer es hacerse al surco y preparar estas masas y sus hijos nacidos en suelo americano pues es el futuro de USA.
Texas hoy es lo que California fue en los tiempos del gobernador Pete Wilson y sus proposición 87, un estado rojo Republicano. Y Texas en 10 años llegará a ser lo que hoy es California: un estado azul Demócrata… Es chiche vaticinarlo.

Pero la cristianísima élite racista sureña sigue idiotizada por la proclama de 1861: Tenemos como las verdades innegables que los gobiernos de los varios Estados, y de la confederación misma, fueron establecidos exclusivamente para la raza blanca, para sí mismos y para su posteridad; que la raza africana no tiene derechos en el nuevo establecimiento; ellos fueron correctamente poseídos y considerados una raza inferior y dependiente, y sólo en esa condición puede su existencia en este país ser rendida beneficiosa o tolerable"… Lo mismo quiere hacer del hispano
Por ejemplo, Texas, donde el 55 % de los niños en sus escuelas es latina, hace un año recortó un pijo de millones en el presupuesto de sus escuelas, hoy, un año después, tienen un surplus de 10 mil millones y en vez de devolver el dinero a las escuelas que gritan por ayuda quiere repartir el dinero entre los taxpayers del estado.

Lo mismo hizo en 2001 el genocida George Bush con los 110 billones surplus que Bill Clinton le dejó, Bush hizo garduña, y hoy se sufre los resultados.
Tamen
.