6/11/2012

Desde la Diáspora: “Tiene los Días Contados”


La élite que dirige el imperio gringo, por medio de la C.I.A., siempre se salió con la suya en Latinoamérica, ya sea en Guatemala 1954, con Jacobo Arbenz, Bolivia con el che, El Salvador con el Gran Fraude, o Manuel Zelaya en Honduras… entre otros… para ésto el imperio siempre ha usado lacayos, ya sea fascistas exiliados cubanos como Félix Rodríguez en la muerte del che, militares títeres como Barrientos en Bolivia, o los diplomados militares asesinos de su Escuela de las Américas.
Pero con Fidel Castro Ruz la CIA la regó, por mucho que quiso, trató y anunció su muerte, la CIA y la elite gringa aún no lo logran, y Fidel parece que sobrevivirá otro presidente gringo más, será el octavo, entre ellos cuatro reelectos.
El temor del imperio por el che y Fidel era “la propagación del comunismo”, se acabó la paja atemorizante del comunismo, desaparecieron los gorilescos dictadores militares títeres que impusieron en América Latina, y ya no quedaron excusas…
Hasta que apareció Hugo Chávez en 1999.
Hasta 1999 los gringos gozaban de una bonanza como la única superpotencia en el mundo… pero cuando un acontecimiento llega no llega solo…, llegan en repijos, y 9/11 casi llegó con Hugo Chávez Frías.
Inmersos en la nefasta  guerra en Iraq, los sionistas neocons de Bush en el poder, para deshacerse de Hugo Chávez usaron a la minoría clase alta venezolana dominada por extranjeros recién llegados como sucede en toda Latinoamérica, para hacerle fracasar su programa de sacar de la pobreza a las mayorías en Venezuela.
La clase privilegiada venezolana entonces realizó, con ayuda de la CIA, un golpe de estado y lanzó una huelga comercial de dos meses, ambas fracasaron… Todo culminó con el referéndum revocatorio que fácilmente ganó Hugo Chávez con el 67% del voto.
Hoy día, agotados todos los recursos y viendo que su candidato Radonsky tiene pocas chanzas de ganar, rezan, oran e imploran a su dios asesino por que el cáncer mate a Hugo Chávez.
Y la desesperación del imperio hizo que el saliente presidente del Banco Mundial, el neocon Robert Zoellick, del banco Goldman Sach, dar declaraciones en las que afirma Hugo Chávez “tiene los días contados” y denota su deseo por su “inminente” muerte debido a su cáncer.
"Si sus subsidios a Cuba yNicaragua son cortados, esos regímenes entrarán en problemas y los demócratas de América Latina, tanto de derecha como de centro y de izquierda, deberían estar preparándose”,  dice el republicano Zoellick… Pero por “demócratas” él no significa el Partido Demócrata sino las usuales familias extranjeras raza blanca que dominaban y robaban en Venezuela, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Brasil, antes de la llegada de Chávez y que siguen dominando y explotando en  Centroamérica, México, y Colombia.
Este republicano Robert Zoellick es el mismo que llego al terruño en 2005 a imponernos el nefasto CAFTA que ha empobrecido aún más y endeudado a El Salvador.
A estas alturas del partido  ya sabemos lo que significa democracia para el imperio: obediencia, sumisión, explotación, ignorancia. Y si se le pone queso a este maquiavélico entendimiento de la palabra “democracia” es la misma que sustenta la derecha extranjera que domina El Salvador y Centroamérica… y continuamente expresada por quiquito, robertillo, Essersky y los oligarcas extranjeros que nos dominan.
Yo tengo la leve sospecha que Obama sabe de lo que estos traidores sionistas “estadounidenses” significan. Apenas hace 50 años le entregaban secretos nucleares a la URSS y la protegían, además que espiaban por ella-… Se derrumbó su proyecto sionista de la URSS, sus oligarcas robaron la riqueza que quedó ...y se volvieron derechistas “conservadores”.
Qué huevo!
Por eso creo Obama sorprendió al mundo cuando, por vez primera desde su creación por el espía sionista Harry Dexter White, el Banco Mundial tendrá un presidente que NO ES sionista.
Obama nombró a un gringo coreano que reemplazará a Zoellick.
Para el sionismo y sus hermanos de la derecha extremista que domina el partido fascista republicano ésto fue el colmo de los colmos.
Tamen
.