12/29/2010

Los Clark Kent de Newsweek

Faltan tres días para que termine el año y a menos que algo suceda en Venezuela y le den vueltegato a Hugo Chávez, la revista Newsweek la cago en su profecía. Y la regó también con la “muerte de Castro” y la “caída de China”…

Newsweek es una prestigiosa revista gringolandesa que en la desesperación de parar el desliz de poder del imperio, se ha metido a nigromante en vez de informar.

Y tiene corresponsales en Latinoamérica, en el terruño es la prensa derechista sobaleva, quienes han arreciado en los últimos días sus ataques a Hugo Chávez, quizás daydreaming que la profecía de Newsweek se cumpla.

Un corresponsal de Newsweek en el terruño es un medio escrito que algunos dicen es “moderado”, pero que no reporta ni investiga cuando una humilde mujer salvadoreña muere electrocutada después de ser tratada como animal en un establecimiento comercial poseído por una familia oligarca.

Allí está Clark Kent de Newsweek, quiquito Altamirano, escondiendo la noticia cuando se trata de estafar con el precio de las medicinas, evadir impuestos, o especular con los precios del frijol, por lo contrario, grita, patalea y hasta pide que no se acaten fallos de la Corte Suprema cuando estos van en contra de la “gente pensante”, un caliche por vivianes y evasores de impuestos que él tanto defiende.

El otro Clark Kent, el “moderado” duque robertillo, trató de estafar (y estafó por 10 años) a una humilde mujer de Ayutuxtepeque con dos millones de dólares en un sorteo que LPG trató de amañar de la forma más bajera con tal de no pagar.

Ni quiquito, ni robertillo, ni el extranjero Essersky abrieron investigaciones sobre estas y otras importantes noticias este año que termina, porque sencillamente se trata de maltrato a las mayorías y mal manejos de la oligarquía, y a Clark Kent le preocupa el “creador de empleos” y sencillamente le pela la verga el bienestar del pueblo.

Estos terroristas informáticos son los que en el terruño quieren imponer miedo y terror al Socialismo Siglo XXI que su mayor logro ha sido sacar a las mayorías de la pobreza. De la misma forma fracasaron en el mismo intento de crear miedo contra Mauricio Funes y el FMLN en las elecciones pasadas.

Y después gritan “persecución, libre expresión, libertad, democracia…,” cuando sus medios son clausurados.

Allí está El Faro reportando sobre la tragedia que electrocutó a la mujer en el Súper Selectos ampliamente e imparcialmente, y mientras se lee el artículo, arriba de la página corre el “Súper de la semana” de este centro comercial, o sea, El Faro no se agüitó hablar del tema porque Selectos les paga por anunciarse con ellos.

Lo bueno es que esta camarilla extranjera en Latinoamérica ya no goza del total monopolio informativo que tuvo hace 20 años, hoy, en Latinoamérica, tenemos TeleSur, y en el terruño tenemos El Faro, Contrapunto, y cientos de blogs de izquierda, que a diferencia de los de derecha, no son aves de paso, sino siempre están allí.

Lo malo es que sólo el 4% de la población salvadoreña tiene acceso a internet y el 96 % restante tiene a huevos que seguir desinformándose leyendo a los corresponsales de Newsweek… esto gracias a que estos extranjeros y lacayos, desde la paja de la “independencia”, tienen sumida en la pobreza a 56 % de la población salvadoreña que no tiene para pagar internet.

Cada década viene una esperanza, y esta década que comienza ha encontrado a mi gente en el terruño ya sin los ladrones del fisco y evasores de impuestos areneros en el poder.

Quizás esta sea la década esperada por las mayorías en El Salvador y Centroamérica, y quizás sea la década del rechazo y derrota de los egoístas y ambiciosos que tanto daño han hecho a los destinos de Latinoamerica.

Tamen
.

12/25/2010

A Puppy Love Story: La Concha del Eco

Para entonces ya me había volado la paja varias veces con espíritu olímpico... Pero nada..., me cansaba y no alcanzaba el rico final...

Entonces me enculé y recuerdo bien que la quise con aquel amor virguito, frágil, lleno de esmegma y fantasías…, pero también la olvidé así de chiche.

Cosa más extraña, las dos primeras mujeres que amé fueron, respectivamente, dos y cinco años mayor que yo, pero la primera fue lo que los gringos llamarían puppy love, fue breve, efímero y en buen salvadoreño yo le llamaría algo así como empezar haciendo pininos.

Todo comenzó así:

Con Sonia, supongamos ese fue su nombre, vivíamos en el mismo barrio, aunque no en el mismo nivel. Ella tenía 15 años, yo tenía 13, pero me gustaba decir que andaba en 14, ella iba a un colegio costoso, yo iba a la escuela pública, su mamá usaba maquillaje y parecía de película, la mía tenía un cutis de lucha y parecía guerrillera, su papá tenía carro, el mío no llegaba ni a bicicleta... pero como cualquier rica o pobre, ella era bonita... y ella se fijó en mí.

Fue bien ahuevado hacerlo pero descubrí que cuando ese volado llamado amor nos toca, vale verga el muerto y los cuatro que lo van cargando. Yo hablé con ella por vez primera mientras rezaba a San José y la Virgen María en una Posada Navideña.

En el Barrio, y entre los de mi edad, era de ley parar de ir a las Posadas después de doce años o sexto grado, y quien estando en sexto grado, o mayor de doce, seguía yendo, se le daba parranda, se le llamaba culispipian, y se le echaba bola negra.

Las Posadas comenzaban el 15 de Diciembre, esa tradición tan mexicana se había arraigado entre mi gente que la esperaba y preparaba con alegría y júbilo. Diciembre, por nueve días, era un mes que no existía rico ni pobre. Los ricos y acomodados abrían las puertas de sus casas, y algunos hasta se mezclaban con todo el barrio que andaba de procesión en procesión cargando las estatuas de María y José noche tras noche..., y al final de cada noche, después de una larga y emotiva oración, algunas familias pudientes compartían refrigerios y también regalaban juguetes y ropa al pobre, que era la mayoría en la procesión,... y todo terminaba con los cuetes de vara, y la reventazón de pólvora.

¡Y todo esto gratis por nueve días!

Mi Barrio Santa Lucía, en San Salvador, antes de los 70s, me decía mi padre era un triángulo que rozaba el antiguo centro de la capital y colindaba desde la farmacia Latina, Pollo Royal, El Cochinito, a la Iglesia La Basílica y el Parque Bolívar, y de allí hasta el Campo Marte o Parque Infantil.

En el barrio había aún casas de gente rica y acomodadas que no había todavía emigrado a la Escalón o San Benito, aún estaban viviendo lado a lado con los descuidados y escabrosos mesones que entonces eran tantos como colonias existen hoy.

De una de esas familias acomodadas venía Sonia, ellos tenían décadas de vivir en una casa bonita y pequeña por fuera, como inmensa y decorada por dentro. Casi cada año, durante las Posadas, su casa había dado alojamiento a la Sagrada Familia, y esto no era gratis ni barato pues la gente que aceptaba hospedar las estatuas por una noche pagaba buena feria como donación a la iglesia que organizaba la Posada.

Ella era piel blanca, como cuidada del sol, pelo largo café, ojos acanelados, y una sonrisa que nunca se me ha borrado, le gustaba usar shorts porque sabía tenía lindas piernas, se veía limpia y sana, y tan inasequible.

Yo me hallaba en misa con mi madre en la iglesia La Basílica, cerca del Parque Bolívar, celebrando el día de Los Indios cuando levanté mi mirada y la vi casi de frente, ¡ella me sonreía!

Ya la había visto varias veces antes, pero pensé que ella nunca me había visto, mucho menos que me sonriera, quizás también antes yo no tenía suficiente testosterona para darme cuenta que ella existía... pero ahora... ahora sentí algo raro en mi cuerpo, quizás como la descripción de una droga sicodélica que se prueba por vez primera... levanté de nuevo mi vista y ella seguía viéndome y sonriéndome... me está tirando los calzones pensé a mi mismo usando la frase favorita de algunos grandes del barrio, ¡y al fin dándome cuenta de su significado!... pero me dio pánico, me aculeré, y ya no me atreví levantar la mirada... sin embargo, a la salida fue inevitable y cuando ella pasó cerca de mí, me sonrió y me dijo adiós sin voz, sólo con sus labios... yo me paralicé.

No pude dormir esa noche y quería contarlo pero no podía, para los grandes eso era como un volado peliagudo que todos podían ver de lejos, ellos me creerían pelado si dijera que Sonia me había sonreído, además ronroneaban entre ellos que Sonia talvés era muy peligroso probar pues sus hermanos grandes eran matones del barrio.

Tres días después, al atardecer, me hallaba sentado en un viejo tronco de árbol que servía de puesto de comando de los grandes en el zaguán del mesón, entrada principal al complejo de apartamentos. Yo estaba esperando la procesión de la Posada que comenzaba precisamente este día, me la iba a jugar esperando que mi mara y los hermanos de ella no me vieran... entonces al fin, a lo lejos, venía el gentío cargando la urna con las estatuas, se veían candelas, mantillas, rosarios y todos cantando oraciones... pasaron enfrente de mí... entonces la vi...! y ella me veía!.

La acompañaba la sirvienta... me levanté cual resorte dispuesto a ir hablarle cuando me acordé de nuevo que si me veían desfilando en una Posada sería un gran clavo pues mi mara me echaría bola negra, y si los hermanos de ella me veían me aseguraba una señora vergueada... esto me hizo titubear un segundo..., pero la nueva droga pudo más y me encaminé a la procesión.

La maid se llamaba Argelia, y llegaba al mini market que mi madre tenía dentro del complejo de apartamentos a comprar tortillas, era una mujer de 20 años bien regularona, alta, morena, casi negra con pelo colocho, por supuesto que como las negras ella tenía un soberano e inolvidable culo, y porque ella lo sabía, era creída la cabrona. Ese mediodía ella me había hablado por primera vez para decirme que Sonia le había dicho esperaba verme en la noche en la procesión de la Posada.

La mara grande a eso le llamaba dar entrada... y yo no podía correrme so pena de ser culero.

Hasta entonces yo sólo había sido un mono virgo y tímido, pero ya hacía un año la gente me decía mi voz se enronquecía, comencé usar vaselina y hacerme bucle, verme en el espejo, a rascarme la picazón del naciente vello púbico, a fijarme en la ropa que usaba..., ¡pero lo más rico!, ya tenía fragores de ganas de coger; por supuesto que yo ya sabía que era coger y lo conocía bien sin nunca haberlo hecho por haberlo oído a los grandes, y para entonces candela chorreada era tan viejo como el pedo.

Me había volado la paja sin éxito porque los grandes se ufanaban de ello y yo quería ser grande. Además, ya había empezado a mojar suave cuando veía a Isabel Sarli, y en puta cuando rozaba el culo de alguna mujer en el bus.

Ya sabía que era un “beso de lengua” pero sin haberlo probado nunca, imaginaba la sensación que era “meter el dedo” sin nunca experimentarlo... Todo lo que sabía sobre el amor y esos volados, lo había escuchado de voladas entre la mara grande.

-Hola!, -dije nerviosamente, dándome cuenta que ella era casi una pulgada más alta que yo
-Hola Jorge, ¿cómo está? -me dice como si ya me hubiera hablado antes.
-Bien, usted se llama Sonia, vaá?. –pregunté virgamente.
-Sí, ¿va a decir no sabía?
-No estaba seguro... –otra cagada.
-Me gusta como patina, ¿sabe?

Yo la había visto los sábados viéndonos patinar en la pista del Parque Infantil de Diversiones, pero de 7-11 años estaba muy bicho y nunca le puse queso a eso.

-Gracias, pero a usted nunca la he visto patinar en la cancha.
-No, mi papá algunas veces me lleva a los Planes de Renderos. Al Parque Infantil voy solo a ver, y más por verlo patinar a usted.

¡Estremecimiento!

Gracias a Dios fue un trayecto de metros pues llegamos a una casa casi enfrente de mi apartment complex, pegado a la escuela Juan José Laínez... Mientras yo internamente imploraba que no apareciera nadie de su familia ni de mi pandillita... la procesión se para en la entrada de la casa y una mujer con libro en mano canta a la puerta cerrada pidiendo albergue para la Sagrada Familia, detrás de la puerta le contestan, y después de otro par de intercambios la puerta se abre y entra toda la mara a la enorme sala de lindos cuadros, finos sillones y decorados. De esta manera vi como era por dentro la casa del rico en San Salvador de entonces..., y empieza la parte que pensaba era la más aburrida, casi media hora de letanía religiosa... se termina y empieza lo que también decía era lo más vergón: el refrigerio.

-Ya me tengo que ir –me dice de repente poniéndome un papel y apretando suavemente mi mano... sentí un rico escalofrío.

Ella me escribió un papel que guardé por muchos años, allí comencé mi mañita de guardar babosadas, y este papel viajó conmigo en mi diáspora, y regresó, pero un día se mojó, y la tinta se borró, con gran dolor lo quemé.

El Sábado a las cuatro en la pista del Parque Infantil
Usted me ha robado mis pensamientos.

Sonia

Ese papel anduvo conmigo los tres días que faltaban, y para cuando llegó el Sábado ya era un costal de nervios y jugaba con la idea de agüitarme.

Ella fue la que me robó los pensamientos, nada me hacía olvidarla, comía, dormía, y cagaba pensando en ella ¡y puta! qué rico es cagar pensando en un encule.

Era claro que el sábado iba a tener que declararme, eso me daba culillera pues nunca lo había hecho, sabía que era, por supuesto que por haberlo oído a los grandes, sabía sobre que se trataba y lo hallaba yuca de hacerlo, pensaba yo no tenía palabras para eso... allí descubrí la gran debilidad que me perseguiría forever: declararme de novio... ¡puta, que palomísimo es éso!...

Conociéndome hoy pienso que sin la presión del ambiente, yo sencillamente me hubiera aculerado ir, pero la presión puso peso a mi masculinidad y doblegó mi naturalidad, porque al final fui a la cita...

¡Pero Sonia prácticamente se me declaró sin declararse!...

El Parque Infantil de Diversiones era enorme. Construido sobre el antiguo Campo de Marte. Era un círculo de más o menos medio kilómetro de diámetro, en toda su orilla habían árboles enormes, pinos gigantes, una piscina donde aprendí a nadar, una pequeña biblioteca, un kindergarten del cual soy su graduado ex alumno, pegado al kinder había un teatro al aire libre donde vi muchas películas en black and white seguido de una cancha de básquetbol que recuerdo tanto, entonces el club de tenis... Luego seguía una pista de carrera y un trencito que corrían a la par y encerraban el enorme círculo que a su vez lo llenaba un parque con muchas ruedas mecánicas, sube y baja, columpios, pista de patinaje, y más pinos.

Había dentro del Parque, entre las ruedas y los árboles, una estructura de cemento amarilla, cóncava, parecía carapacho de tortuga, en mi barrio lo llamábamos La Concha del Eco, era un poco encerrado, con tres estrechas aberturas de entrada, adentro era algo oscuro y al caminar sobre el piso de ladrillo, o gritar, se oía el eco. Esta estaba a la par de la pista de patinaje donde yo acostumbraba patinar muy seguido cuando tenía siete años, pero conforme iba creciendo lo iba haciendo menos frecuente y a estas alturas ya estaba en retiro total y no patinaba para nada...

Apoyada sobre la cerca malla ciclón viendo patinar la vi sola, pues no veía a la cholera.

-Hola
-Hola.

Silencio.

-¿Es cierto que se van del barrio?
-Sí, en Febrero.
-Ya no va a ser lo mismo sin usted. Aquí lo he visto patinar desde hace años pero creo que usted no se fijó que yo estaba aquí.

Silencio.

-Nunca nos habíamos hablado antes de la Posada, verdad?
-No.
-Y ya no lo he visto patinar, ¿ya no patina?
-De voladas...
-Y ya no lo he visto venir al Parque tampoco, ¿ya tiene novia?

Siento un estremecimiento y mis latidos se aceleran... y así contesto rápido:

-No, no tengo novia...

Silencio...

-Vengase, caminemos... Y comienza a caminar hacia la Concha del Eco.

Yo busco por todos lados pero no encuentro a la cholera. No había duda quien dominaba la situación aquí, o en cualquier parte, y yo sentía aprensión, ansiedad, estaba entre camagüe y elote, entre machito o mariquita... y pensé no había salida esta vez, tenía que declararme.

Agachándose ella entra a la Concha del Eco..., por inercia la sigo... no había nadie dentro... ella se da media vuelta, me mira rápidamente, y agachándose un poco pega sus labios contra mis labios, abro mi boca por intuición y siento su lengua jugar con la mía, mi libido se alerta, ella se pega... ¡qué rico!... Alguien entra gritando y rápidamente nos separamos, eran dos cipotes de 5-6 años haciendo eco... ella sale y yo la sigo.

-Sólo me dieron permiso por una hora, vamos a buscar Argelia, -me dice.

Yo me sentía como endrogado, autómata, no pensaba sólo reaccionaba, era algo nuevo para mí, sabía lo conocería, sabía llegaría, pero ya tratándolo lo sentí tan mágico!... y había sentido algo tan rico que me hizo mojar!

Argelia estaba sentada en una de las muchas bancas diseño medieval de duro cemento que estaban esparcidas a lo largo de la orilla del Parque.

-Déjeme aquí, nos vemos el miércoles en la Posada, -dijo y se fue.

Pero precisamente ese día miércoles el negocio de pólvora de mi madre frente al Parque Libertad agarró fuego, y aunque no hubo muertos, las pérdidas económicas eran sustanciales y la familia se hallaba como en un velorio y no pude ir a la cita... pero al siguiente día Argelia me dijo que Sonia entendía porque no pude ir pero me esperaba el viernes en el Parque en la Fiesta de Navidad.

El Parque Infantil celebraba el 23 de Diciembre la Fiesta Navideña y el Día de los Reyes en Enero, con comida, bebidas, payasos, magos, y entrada gratis a todas la ruedas. La regla era que a esos vaciles se iba hasta los doce años y estaba seguro allí no andaba mi mara.

Yo la vi y ella hizo seña de esperarme... me puse chiva... ella y la sirvienta atraviesan el puente tipo medieval sobre los rieles del trencito y entran al interior del parque, ya dentro la chole se va por un lado y Sonia se dirige a la Concha, yo la sigo unos metros atrás y se ve bien chula, buenísima dirían los grandes, estoy menos nervioso... ella entra a la Concha, y luego sigo yo... había una madre y sus tres niños adentro...

-Sólo un rato,... ¡Feliz Navidad!... para que se recuerde siempre de mí... –y puso en mi dedo anular un anillo que me quedó al dedo..., la mamá y sus niños salen y nos quedamos solos.

-Y si se dan cuenta que... -no me dejó terminar pues me calló con sus labios... fue un beso largo, que un año después que lo recordaba aún me estremecía, luego ella comenzó de nuevo a dominar la situación, se dio vuelta como si para ver si venía alguien, pero de paso se pego y apretó sus caderas contra mí, y con clase puso mi mano en su pecho, y mientras nos besábamos sentí ella empezó levemente a moverse... entonces fue cuando sentí lo que no había logrado con mis manos... sólo dura segundos pero en momento extraterrestre..., ¡y tan adictivo!... ¡de pronto oímos rizas!, chiviados volteamos y allí riéndose burlescamente nos miraban dos hermanas que las apodábamos las fofis, el Diario de Hoy y La Prensa Gráfica del barrio!, eran dos chavas de la misma edad de Sonia, pero eran federicas, bayuncas y chismosas.

-¿Estás loca Sonia? ¿Te has vuelto sátira? –Le dijo a Sonia una de ellas mientras ambas daban media vuelta para irse.

-Pasmadas. –fue la única réplica de Sonia... luego volviéndome a ver me dijo mejor nos vamos –e hizo movimiento de salir, pero yo me quedé.
-Mejor me quedo, para no regarla más.

Ella entonces vio en dirección de mi región genital, y noté hizo una críptica sonrisa que cuatro años después se la vi a otra mujer desnuda en la cama.

Había eyaculado y manchado mi pantalón, parecía una buena miada que me hizo quedarme ahuevado casi una hora dentro de la Concha.

Nos despedimos quedando en vernos el sábado siguiente.

En mi barrio le llamábamos sátiro al que le gustaban los niños como objeto sexual. Hoy le llamamos pederasta, o pedófilo.

¡Las fofis sabían cómo insultar!

Yo estaba entonces totalmente enculado, no me despegaba del anillo, tenía una linda piedra roja y aro de oro, adentro tenía grabado Sonia y 18 k. Lo mantenía en mi bolsa del pantalón pues no podía usarlo en el dedo por dos razones, una que me lo verían y preguntarían, y la otra es porque soy uno de los poquísimos terrícolas que son alérgicos al oro.

Fue la última Navidad que viví en ese barrio, hacía más del par de años mi padre consiguió casa en la Colonia Santa Lucía, en Ilopango, y mi madre estaba próxima a mover su negocio que nos tenía atados allí. El complejo de apartamentos estaba convicto de muerte y habían ordenado demolición en marzo del siguiente año, el terremoto de 1965 lo había condenado a muerte.

Todas las familias se hallaban empacando, familias con las cuales había nacido y crecido ya nunca más las volvería a ver y fue una emocional y melancólica Navidad.

Cuatro días después, el Día de los Inocentes, me encaminaba a mi complejo de apartamentos por el callejón Costa Rica en plena mañana, el callejón corría detrás del mesón desde la Escuela Laínez y terminaba en lo que se llamaba Botón Azul... un carro se para enfrente de mí y salen dos tipos, eran los hermanos de Sonia, uno tenía 20 años y el otro 17, yo intento correr pero tenía las salidas cerradas, el de 20 me sale al paso y me agarra, el de 17 se acerca y me pega con un puño en la boca, y con el otro en el ojo, el de 20 me deja caer contra la pared y reboto al suelo, siguen dos patadas más, siento me agarran mis manos, las sueltan y luego buscan en mis bolsas, me quitan el anillo, una patada más y se van.

-Hay que llevarte a la Cruz Roja mijito, -era la señora que vendía en la entrada del Botón Azul.

Me partieron el labio, un pijazo que me cerró el ojo por tres días, un pequeño corte en la cabeza, y me jodieron dos costillas... La policía avisando primero a mi madre, me llevó a la Cruz Roja,... tanto mi madre como la policía me interrogaron, pero me mantuve diciendo que no conocía a los que me taleguearon.

Pero mi marita ya sabía que pasó, las fofis habían regado la bola...

Pero a ella ya no la volví a ver hasta tres años después.

Me hallaba esperando la Ruta 29 sobre la Primera Calle Oriente, media cuadra al occidente del pequeño parque de la quemada iglesia San José, enfrente de la parada de buses había un lugar que un rótulo decía El Núcleo. El olor a marihuana y música rock salía siempre de allí, ese día Tobacco Road de Tierra Rara sacudía la entrada.

Cuando el movimiento hippie lo había masacrado Charles Manson en Estados Unidos, en El Salvador comenzaba, y El Núcleo era el concentradero de los hippies declarados en El Salvador... de allí venía saliendo Sonia con una pareja. Se veía descocada con el pelo negro hasta la cintura, pantalones bien acampanados, blusa de manta blanca con trazos sicodélicos y el chingo de pulseras en ambas manos, se veía pálida, delgada, pero siempre bonita... cruzó la calle en mi dirección, me ve por un instante como si creyendo reconocer a alguien, pasa un metro cerca de mi, sus ojos encendidos hacen un gesto de duda, titubea... pero siguió su camino.

Yo me di cuenta que no había sentido absolutamente nada después de tres años.

Y era porque entonces, ya de 16 años -pero andando en 17-, estaba súper enculado de una secretaria de 21 años.

Tamen
.

12/19/2010

El Caso del Condón Roto

En mi cultura tercermundista, subdesarrollada, bananera, etc., como los países cachochudos de "occidente" catalogan a mi terruño, la idea de “violación sexual” es más simple y chiche de entender, y es obligar a una mujer hacer sexo a la fuerza, sin que ella esté de acuerdo. Punto.

Aprendí de los medios de información amarillista en mi tierra que la violación sexual es como lograr sexo amenazando la vida con cualquier arma letal, o violentamente a vergazos, o bien sobornando como el “te subo de puesto, pero…”, o también dándole la dormilona…, etc. Pero yo nunca me imagine que no usar condón, aunque haya consenso, fuera violación sexual.

Mi mente tercermundista así ha captado al leer esta noticia sobre los “10 días en Suecia” de Julián Assange, macizo de Wikileaks, que lo tiene en el lío legal escondido en Inglaterra.

Es el reporte de dos mujeres y la principal “prueba” de la fiscalía sueca tocante a la acusación de “violación sexual” de parte del líder y fundador de Wikileaks acusado por estas dos mujeres suecas.

Por fin me entero que es lo que Suecia tiene de pruebas en contra de Assange, quien a su vez clama que la CIA, el Pentágono, y la derecha fascista andan conspirando contra él por las cartas de amor publicándose que le fueron voluntariamente provistas por un soldado gringo, hoy en confinamiento solitario esperando juicio.

Después de haber leído el largo artículo en El Guardián llego a la conclusión que todo el despelote se reduce a dos cosas: condones, y un condón roto.

De acuerdo al informe, estas dos mamaítas suecas padecen de condofilia, o excesivo amor al condón,… y no es que sea una mala idea, no, es prevención, pero cuando una mujer tiene dos años de estar limando con el mismo male terrícola sólo con condón, y el novio decir nunca haberse echado un palo con su pene sin condón porque es impensable para ella, mi mente rezagada mal pensada piensa tontamente que esta mamita, además que técnicamente sigue virga, es adicta al condón.... quizás son condones coated con cocaína, heroína, o cualquiera de esas ondas adictivas

Pero volviendo al volado de Assange-Suecia-CIA, todo se reduce a que Assange “hizo el amor” con las dos chavas sin condón. No hubo fuerza, talegueada, soborno, todo fue consensual.

Un condón hecho probablemente en China que se rompió es todo el problema.

Una mujer lo acusa de deliberadamente haber roto el condón y eyacular dentro de ella. ¡Qué bárbaro! Y la otra chava sueca dice dramáticamente “nos despertamos a medianoche, yo estaba medio dormida e hicimos el amor pero él no usó condón”. Así como medio tomado es estar a verga, medio dormida es estar despierta.

Ambas chavas acusan al líder de Wikileaks de no usar condón y no someterse a una prueba de HIV y por eso es "violación".

Todo suena ridículo, cursi, y frívolo, para mi mente bananera. Y los primermundistas nórdicos me piden que no crea en esas ondas de conspiraciones.

Son los mismos que a fuerza de misiles y balas están queriendo cambiar la cultura de los musulmanes, y son los mismos que quieren imponer a huevos la homosexualidad en mi cultura tercermundista… y son los que después nos obligarán a usar condón de por vida y a huevos.

Me piden los editoriales de los diarios gringos, y las cartas al editor, que admire el adelanto en materia de derechos a la mujer que Suecia tiene. ¡Puta! ¡Qué adelanto! Y es que de veras. Hace tan sólo dos mil años los Romanos se referían a los escandinavos como “harapientos ojos azules y malolientes” Y Herodoto, 500 años antes de Cristo, cuenta que hacían sexo como los perros, en cualquier lugar.

¡Hoy los suecos no cogen si no hay condón!, y si acceden aún así hacer el amor, luego te demandan por violación…. ¡Qué gran adelanto!

De que quieren joder a Julian Assange no hay duda, pero la élite gringa está perdiendo clase al tratar de aniquilar un opositor de esta manera. Los rusos y sionistas lo hacen mejor: Plutonio, veneno, “accidentes” aéreos.

Al final lo único que el Tío Sam conseguirá es deshacerse del mensajero, pero el mensaje ya está entregado y esparciéndose.

Tamen
.

12/16/2010

Desde La Diáspora: Los Evasores de Impuestos También Lloran

Aquí en gringolandia se está poniendo polémico el acuerdo entre Obama y los multimillonarios representados políticamente por el partido republicano, y fieramente opuesto por filas demócratas.

Mi hijo, que en tres meses estará habilitado para votar, está entuturutado y no entiende cuál es el pleito.

La noticia pone a republicanos que dicen no raise taxes y por el otro están los demócratas diciendo que los ricos debían pagar impuestos.

“¿Los ricos no pagan impuestos, dad?” me preguntó sorprendido mijo. Decidí entonces contarle lo que entiendo del despelote.

El enchibolamiento sucede desde 2001, año en que el nefasto Bush con la paja que quitando impuestos al rico teóricamente éste reinvertiría creando más puestos de trabajo.

Cuando el farsante Bush y los Neocons llegaron al poder en 2001 se encontraron con 90 mil millones de dólares surplus de ganancia que le dejaba Bill Clinton. Bush empezó la piñata regresando la mitad de este pisto como “estímulo” para los taxpayers, y cambió las reglas en el complicado sistema de impuestos para exonerar de impuestos al rico.

Los millonarios, multimillonarios, y la clase alta dejaron de pagar una buena tajada de impuestos….

Obama definió al rico como el 3.2 % de la población que gana más de 250 mil chuyas al año (5 millones de ricachones fuera de 153 millones de taxpayers).

Entonces Bush y sus Neocons engañaron al pueblo gringo para invadir Irak. Miles de millones de dólares se comenzaron a malgastar en guerra con la paja de armas de mass destruction…, pero entonces, a la vez, el país vivía un boom inmobiliario que engatusó a la mara, especialmente a nosotros los latinos.

Yo decidí comprar una casa en 2004 y me hallé en medio del frenesí de la venta de casas. Algo increíble pasaba. Las casas eran ofrecidas sin pagar prima, al contrario, algunas casas de préstamos inmobiliarios de las miles que habían ofrecían money back de hasta cinco mil bolas por comprar una casa. ¡Puta! no se pagaba prima y daban hasta mil chuyas sólo por comprar la casa… era claro para mí que había algo turbio…, también Bush, los Neocons, y la élite sabían algo andaba mal.

Yo había comprado anteriormente casa en Chicago en 1992 y era familiar con los confusos a propósito tipos de préstamos, pero esta vez era increíble, y era claro algo ilegal pasaba porque supe de muchos compas indocumentados, o gente cuyo trabajo no pagaba lo suficiente para pagar una casa, que se hizo de su casa y muchas veces una casona de la gran diosa… La mayoría de estas casas son las que hoy están embargadas por los bancos.

La derecha fascista gringa cree que el libre mercado trabaja y produce más si el mercado se auto regula solo y sin el gobierno intervenir para nada… y lo que de 2003 a 2008 se vivió en gringolandia tocante a venta de casas fue el producto de esta falacia.

Pero mientras la mano peluda de las casas sucedía, los CEOs (chief executive officer, o masuchos), los miembros del Board de los bancos, corporaciones, y la clase alta, en total el 3.2 % de la población de 300 millones, se llevaban 20, 50,100 millones de bonos anuales, que no pagaban impuestos, ni lo reinvertían, pero lo depositaban en cuentas secretas en Suiza… y hoy siguen sin querer pagar y lloran ante la idea de Obama!

Llegó 2008 con la realidad y los bancos se fueron a la quiebra arrastrando otro pijo de industrias. Los préstamos subprimes, o tóxicos llegaron a ser insostenibles y el capitalismo colapsó herido, pero no aniquilado.

Bush inmediatamente usó el socialismo con su máquina de hacer billetes para evitar que el imperio se desplomara.

Pero los multimillonarios y la clase alta, los que más se beneficiaron especulando en la bolsa con el “boom” financiero de las casas, o sea, los que ganan más de 250 mil chuyas al año, siguieron sin pagar impuestos… entonces llegó Obama y prometió hacerlos volver a pagar impuestos.

El volado no es “alzar impuestos” como el partido fascista republicano reclama sino volver a pagar impuestos que ya era su tajada.

Todo se reduce a dinero, y el dinero en esta cultura es lo que Zeus significó para los griegos antes de Cristo. Y si se tiene pijo de pisto se tiene el poder político

… Pero llega un mulato inteligente y cae bien, se duerme a la mara, pero quiere que esta mara platuda multimillonaria comparta del hueso más socialistamente con el pobretariado…, ellos dijeron ¡“hueviston dijo Washington”! y con su poder económico voltearon la tortilla para hacer ver mal al mulato.

Suena lo mismo con lo que hace la oligarquía extranjera en el terruño.

Tecniqueando de novelero chambroso diría que la derecha “conservadora” en gringolandia está tratando de enviar el mensaje subliminal “miren, la está cagando como presidente y es minoría el cabrón, ¿ya ven?, sólo nosotros los blancos podemos hacerlo bien”.

Tamen
.

12/09/2010

La Premonición

Este relato ya lo publiqué una vez, y otra vez, y otra vez, repetir para mí, es reforzar la certeza que soy ahora producto del que fui, sin necesariamente ser el mismo, y si me olvido lo podría volver a repetir, por eso lo repito una y otra vez.

Hasta hace 46 años, cuando un bicho chaquetero, el Día de los Indios era esperado por mi, no porque me gustaba vestirme de indio, realmente nunca me gustó, sino por la caravana.

Sucede que mi madre tenía la tradición de llevarnos ese día en una carreta halada por una yunta de bueyes desde el centro de la capital donde vivíamos hasta la iglesia la Ceiba de Guadalupe, un viaje, hoy día de 20-30 minutes, en una yunta de bueyes era de seis horas.

Pero la condición de mi madre para poder viajar en este lujo era vestirse de indio. Lo hice hasta que cumplí diez años, la última caravana que mi madre organizó, y para que ella aceptara llevarme, le puse parches a un blue jean y a una camisa vieja, y me pinté el bigote (la parte que más me gustaba) mi madre aceptó ésta modificación de no tan buena gana… fue la última vez que salimos en familia en caravana.

Debido a esto la Ceiba de Guadalupe, y la Virgen de Guadalupe, siempre tienen un profundo respeto en mi mente, y un dulce recuerdo en mi corazón. Y tanto la Virgen como la iglesia son piezas fundamentales en el turning point de mi vida, cuando en 1979 me pasó este suceso, se alteró mi existencia para siempre.

PREMONICIÓN

Doña Marina era una mujer de estatura baja, pelo negro corto, piel clara, cara siempre sonriente y ojos dulces.

Hacía ratos había ingresado al hospital y su carisma humilde y alegre nos había cautivado a todos los estudiantes, residentes y médicos de staff.

Ella llegó con un "me canso rápido al caminar y me da mareos". Su palidez y exámenes de laboratorio confirmaron Leucemia... una enfermedad terminal de la sangre, y la falta de tecnología de nuestros centros de salud en la época de los años 70s, la hacía una segura muerte.

Todos los estudiantes practicantes conversábamos con ella, y dentro de mi rotación, se me asignó su cama.

Varias mañanas, después de la ronda, me quedé platicando con doña Marina e hicimos una personal amistad en dónde ella, como madre y mujer madura, aconsejaba un estudiante de medicina huérfano de madre en la flor de su juventud.

Tenía tres hijos y un esposo quienes religiosamente llegaban todos los días a visitarla. Doña Marina había entrado caminando, pero la enfermedad había progresado hasta destinarla a la cama... pero su cara y espíritu alegre nunca la abandonaban... y éste día cuando ella me dijo su Premonición, estaba tan débil, ¡y todavía!, su dulce sonrisa no era forzada...

Sucedió a principios del último Diciembre de la memorable década de los años 70s. Yo me había voluntariado quedarme por vez primera hacer turno nocturno en el Hospital Rosales. Era Lunes y llegué después de haberme puesto una señora talega el fin de semana, un samingo de pura jodarria y chupe, de esas mini zumbetas que lo dejan a uno moralmente hecho mierda.

Mis ojos eran rojo carmín y mis nervios cables eléctricos.

Las adicciones que ocasionaban despelotes en los años 70s, entre la juventud universitaria capitalina de la que fui parte, eran limitadas a seis drogas: música rock, guaro, cigarros, marihuana, cafeína y anfetaminas..., algunos se limitaron a una, muy raros los que a ninguna, y el gran pijo, como yo, a todas.

Entre mi mara jamás recuerdo hubo crack, cocaína, o para arriba, la marihuana era la droga más "fuerte", pero también era la más perseguida y estigmatizada; en cambio, los cigarrillos eran más socialmente aceptables, el alcohol el más aclamado, el café era de ley, y la anfetamina una necesidad.

El ponerse a verga era parte del currículum de la mayoría de los estudiantes de Medicina de mi época de los 70s.

Terminar un parcial, o una rotación clínica, y después ponerse a verga en La Puesta del Sol, Mar y Tierra, El Zorba, o cualquiera de las tienditas que abundaban alrededor de la Universidad, o del Hospital Rosales, estaba en el pensum de la carrera de Medicina entre mis compañeros con quienes rolaba y estudiaba... y las anfetaminas vendidas libremente a dos por peseta como pastillas Sinsueño sacaban de agüite cuando por agarrar zumba o por huevón, no se estudiaba con tiempo.

Todas estas drogas, excepto la mota, se vendían libremente en la tienda o la cantina de la esquina desde los siete años para arriba.

Pues una de esas papalinas de dos días que se termina viendo diablos es la que me había clavado el fin de semana cuando como a las diez de la noche de ese fatídico lunes, y con una terrible goma que sólo mi juventud la hacía soportable, Doña Marina me llamó y me decía:

-Qué le ha pasado doctorcito, usted anda muy mal mi hijito, a ver ¿porqué bebe? ¿No ve que está echando al traste su vida? ¿Por qué no deja el vicio?... -Siempre me aconsejaba, eran regaños placenteramente sanos... pero cuando yo andaba sano, pero en medio de la cruda ese día sentí tocaron mi orgullo y contesté ofensivo y sarcástico:

-No niña Marina, sólo fue una celebración ayer y se me pasó la mano, pero no padezco del vicio..., así me mentía a mí mismo despreciando el comentario de esta buena mujer...

-Sus compañeros me han dicho lo que hizo una vez en un viaje debido al vicio, busque a Dios doctorcito, sólo creyendo y teniendo fé en Él dejará el vicio.

Sentí una estocada profunda a mi ego.

¿Pero cómo se atreve ésta vieja hijelagranputa? -y en voz alta, y sacando pecho, agregué:
-Yo soy estudiante de medicina niña Marina – y recalqué con orgullo-, voy a ser médico, atenderé esas enfermedades y vicios, ¿cómo los puedo padecer yo?.

Me creía inmune a cualquier mal mental o corporal, e insolentemente terminé diciéndole:

-...Y también creo y tengo fe en Dios, pero no creo sólo eso cure vicios y enfermedades, o no estaría usted aquí...

Creí pagarle con éstas palabras la herida que a mi ego su sano consejo había infringido, y a la vez retaba la fe en la que no creía, porqué cuando la busqué no la encontré, pues no la busqué con fe en hallarla...

-Dispénseme, no se lo dije con mala intención mi doctorcito, pero déjeme decirle esta cosa, y es que con mi fe yo voy a sanar, y mi Diosito no me dejará morir, pero su falta de fe lo llevará a la orilla de la muerte en la que yo estoy ahora...

Desde que llegó al hospital ella había pedido permiso para poder salir el 12 de Diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe. Ella quería entrar en penitencia de rodillas al altar de la Iglesia de la Ceiba de Guadalupe, al occidente de San Salvador y orar a los pies de la Virgen.

Debido a su estado cada día peor, el médico jefe se negó y trató de disuadirla de su idea... pero ella estaba decidida..., así, con la intervención del capellán y el ofrecimiento voluntario de una enfermera para cuidarla, se le permitió ir y dicen -yo no fui- que hizo tal y como pedía, pues de rodillas recorrió la enorme distancia desde la puerta hasta el altar de la iglesia... ¡clínicamente un enorme sacrificio físico en su condición!... ¡pero con sublime fe espiritual lo logró!...

Tres días después de cumplida su promesa a la "Virgencita de Guadalupe" sus conteos anormales sanguíneos comenzaron a estabilizarse hacía los rangos normales.

¡Y ante el asombro de todos comenzó a mostrar mejoría!

La paciente salió aparentemente libre del flagelo y virtualmente recuperada para que el médico de staff le haya dado de alta dos semanas después, el día víspera de Navidad.

Doña Marina había cumplido su parte de la Premonición, y su diosito no la dejó morir.

Fue realmente algo que no estaba seguro si me alegraba, y era porque, sin decirlo ni mostrarlo, traumó mi mente...

Su caso fue habladuría hasta que los sucesos políticos cerraron la Universidad meses después, y por ende, la Escuela de Medicina...

¡Pero entonces comenzó la Premonición sobre mí!

Tamen
.

12/05/2010

Desde la Diáspora: Wikileaks Outsmart al Tío Sam

Dentro de todo este despelote de wikileaks, pros y contras, se ha extraviado el hecho que el fundador de wikileaks es periodista, y él ha sido profesionalmente formado para reportar e informar.

Julio Assange fundó wikileaks en 2007 y se ofreció como recipiente y publicador de documentos secretos que pone dedos del mundo le enviaran. El website permaneció quieto en sus inicios… pero, el periodista Assange nunca se imaginó lo que recibiría y en el huevo que se metería dos años después.

El aussie tuvo leche que se halló, como dice el anglo, en el right place and right time cuando lo contactó el dedazo en el pentágono, el sargento gringolandés Bradley Manning. Una oportunidad que se da una sola vez en la vida… y él, hasta ahora, pienso yo, la ha enfrentado con inteligencia, astucia.

Me tuesto un caño y me pongo los zapatos de Assange… ¡puta que gran huevo!..., un millón de cables confidenciales del imperio chambreando de todo el mundo, apuñaleando por la espalda a la cherada, especulando sin pruebas sobre enemigos, encubriendo hechos y escondiéndolos de los terrícolas…. Con el millón de cables clasificados en mis manos se viene el pijazo de adrenalina a invadir sangre y comienzan flashes neuronales…, entra sodio, sale potasio.

Pero teniendo en mis manos este talegazo de documentos clasificados, y algunos aún secretos, me pone a mí y mi familia en gran peligro. Retar a cancha abierta al Tío Sam es Misión Imposible y sólo Tom Cruise ganaría.

“Un balazo se le escapa a cualquiera” dijo el señalado asesino de Monseñor Romero, pero el Tío Sam raramente usa balas, ya ni los rusos lo usan. ¿Qué tal un tecito de plutonio con unas galletitas de Antrax?

La exacta fecha de cuando Assange recibió este pusho de valisosos papos no lo dicen las noticias, pero las noticias especulan fue hace un año… suficiente tiempo para ordenar y planear el siguiente paso.

Bueno, se dijo Assange, soy periodista, estoy supuesto a informar, pero debido a que estoy retando al imperio, mejor lo hago bien o como mierda, y también me llevo a mi familia y asociados…. Entonces renuncio a mi trabajo, contacto asociados confiables y con pisto, les participo gran parte de lo que tengo.

Pero más importante es que yo organizo un masivo “archivo de seguridad” de 1.4 gigabytes con el nombre “insurance.aes256” donde pongo los cables más incriminadores, peligrosos, y se los email ready para download a miles de mi mara de asociados en el mundo, pero lo encripto con una clave de 256 palabras y solo yo me quedo con la clave… eso lo vuelve inquebrantable y me da seguridad ante cualquier amenaza legal o mortal…. Puta!, algo se aprende de Tom Cruise.

El Tío Sam se dio cuenta que le habían descubierto sus cartas de amor cuando Wikileaks publicó en abril/2010 al mundo un video de la guerra Iraquí de 2007, donde helicópteros gringos, al estilo sionista, despedazan con misiles y sin piedad a civiles.

Allí comenzó la guerra entre wikileaks y el Tío Sam quien hoy está tratando de callar a wikileaks y aniquilar a su fundador, valiéndolos pelones la paja de la “libre expresión”… cuando es contra ellos.

El volado es que el Tío Sam debió haber protegido bien sus cartas de amor, tiene como y la regó porque es arrogante, hoy ya hay decenas de organizaciones tipo wikileaks. El Tío Sam no supo hacer su trabajo de preservar sus maquinaciones, el periodista Assange, por el contrario, ha dado muestras de honorar su profesión de periodista, y la misión fundadora de su proyecto wikileaks.

En gringolandia los medios de información no le han dado gran onda a este despelote, y es porque no están seguros que saldrá revelado mañana… quizás hasta ellos se hallen defendiéndose de documentos que los asocia con maquinaciones y perversidades, ya que sus élites dominantes tipo Arpaio son los mismos que están mal configurando la fundación y misión de la existencia del mismito Tío Sam.

Tamen
.

12/04/2010

La Literatura: Giovanni Papini

Yo soy un lector de Giovanni Papini, me fascina como escribe, sobre esta obra, GOG, Giovanni Papini (Florencia, 1881-1956) en el prólogo menciona que conoció a Gog en un asilo psiquiátrico; Gog era un hombre raro, deforme, inmedible, pero cuya ávida curiosidad le llevó a conocer y a experimentar.

Gog viajó por el mundo en busca de las delicias más minuciosas, se entrevistó con Freud, Einstein o Gandhi intentando buscar las claves de los conocimientos y las vidas de los hombres, sus estimulaciones y sus ambiciones. Pero no pudo hallar respuestas sino más y nuevas preguntas.

Este personaje siniestro, de sorprendente y cruda inteligencia, que delibera con incuestionable mordacidad y sarcasmo humor los principios del pensamiento occidental contemporáneo, podría ser el "alter ego" de Giovanni Papini, uno de los escritores italianos más turbulentos y originales de la primera mitad del siglo XX.

Este es un extracto de dicha obra:

¿De qué manera el hebreo pisoteado y escupido podía vengarse de sus enemigos? Rebajando, envileciendo, desenmascarando, disolviendo los ideales del Goim. Destruyendo los valores sobre los cuales dice vivir la Cristiandad ...

La inteligencia hebrea, de un siglo a esta parte, no ha hecho otra cosa que socavar y ensuciar vuestras más caras creencias; las columnas que sostenían vuestro pensamiento. Desde el momento en que los hebreos han podido vivir libremente, todo vuestro andamiaje espiritual amenaza caerse.

EI Romanticismo alemán había creado el idealismo y rehabilitado el Catolicismo; viene un pequeño hebreo de Dusseldorf, Heine, y con su genio alegre y maligno se burla de los románticos, de los idealistas y de los católicos.

Los hombres han creído siempre que política, moral, religión, arte, son manifestaciones superiores del espíritu y que no tienen nada que ver con la bolsa y con el vientre; llega un hebreo de Tréveris, Marx y demuestra que todas aquellas idealísimas cosas vienen del barro y del estiércol de la baja economía.

Todos se imaginan al hombre de genio como un ser divino y al delincuente como un monstruo; llega un hebreo de Verona, Lombroso, y nos hace tocar con la mano que el genio es un semi loco epiléptico y que los delincuentes no son otra cosa que nuestros antepasados sobrevivientes, es decir, nuestros primos carnales.

A fines del ochocientos, la Europa de Tolstoi, de Ibsen, de Nietzsche, de Verlaine, se hacía la ilusión de ser una de las grandes épocas de la humanidad; aparece un hebreo de Budapest, Marx Nordau, y se divierte explicando que vuestros famosos poetas son unos degenerados y que vuestra civilización está fundada sobre mentiras.

Cada uno de nosotros está persuadido de ser, en el conjunto, un hombre normal y moral; se presenta un hebreo de Freiberg, en Moravia, Sigmund Freud, y descubre que en el más virtuoso y distinguido caballero se halla escondido un invertido, un incestuoso, un asesino en potencia.

Desde el tiempo de las Cortes de Amor y del Dulce Estilo Nuevo estamos habituados a considerar a la mujer como un ídolo, como un vaso de perfecciones; interviene un hebreo de Viena, Weinninger, y demuestra científica y dialécticamente que la mujer es un ser innoble y repugnante,. un abismo de porquería y de inferioridad. .

Los intelectuales, filósofos y otros han considerado siempre que la inteligencia es el medio único para llegar a la verdad, la mayor gloria del hombre; surge un hebreo de Paris, Bergson, y con sus análisis sutiles y geniales abate la supremacía de la inteligencia, derroca el edificio milenario del platonismo y deduce que el pensamiento conceptual es incapaz de captar la realidad.

Las religiones son consideradas por casi todos como una admirable colaboración entre Dios y el espíritu mas alto del hombre; y he aquí que un hebreo de Saint Germain de Laye, Salomón Reinach, se ingenia para demostrar que son simplemente un resto de viejos tabúes salvajes, sistema de prohibición con superestructuras ideológicas variables...

Esta propinación secular de venenos disolventes es la gran venganza hebraica contra el mundo griego, latino y cristiano.

Tamen
.

12/01/2010

Desde La Diáspora: Desnudan al Tío Sam

En 2005, antes de morir, mi tata me dijo que en esta era computarizada las manifestaciones y protestas callejeras iban a llegar a ser obsoletas, e iban a desaparecer. -“Las computadoras lo harán mejor y van a reemplazar” me dijo, pero entonces no le entendí bien el volado.

¡Exactamente! Computadoras como wikileaks.org, los blogs, Facebook, Twitter parecen ser un arma más práctica y letal que ir a gritar a la calle y hacer desordenes…, desafortunadamente en Latinoamérica las mayorías aún no están conectadas en la red y hacerse oír cuesta un huevo.

Hace 30 años las revelaciones de Wikileaks hubieran ocasionado protestas masivas en gringolandia. El gobierno, en la representación de su presidente, hubiera sido puesto en el banquillo de los acusados. Los medios de información bombardeando con editoriales, reportes investigativos, “análisis”, mesas redondas...

Eso fue lo que sucedió en 1971 cuando un tipo llamado Daniel Ellsberg, quien trabajaba en el Pentágono, publicó los famosos “Papeles del Pentágono”, donde se revelaba el sucio envolvimiento militar gringo en Viet Nam.

Esta vez no ha sido un gringolandés el que publica documentos clasificados sino un australiano, aunque un gringo sustrajo y proporcionó los datos. Y esta vez el “leak” no es sólo militar, es también diplomático.

Primero wikileak.org reveló la mentira gringa tocante a la guerra iraquí, quitó la máscara sobre los crímenes de guerra de la máquina militar gringa, reveló el desprecio imperial por la sangre árabe, mostró que los gringos son excelentes pupilos de los monstruos genocidas sionistas.

Esta vez no hay vuelta de hoja, la prueba que el Che, Fidel y Allende tenían razón está en letras en miles de documentos oficiales y libre de leer aquí.

Pero nadie en gringolandia ha salido a demostrar en las calles porque eso es obsoleto en gringolandia. Nadie en los medios de información ha vertido un pinche editorial criticando a sus mandamases civiles y militares por estos crímenes porque ellos son parte activa no nombrada del sistema que domina estas embajadas.

La revelación de los cables sobre las actividades de las embajadas gringas es algo que yo ya lo intuía, y creo que medio mundo que no fuera derechista fósil, o seguidor del imperio, lo vislumbraba.

Lo gritó el Che, lo denunció Fidel, Jacobo Arbenz, Salvador Allende, Hugo Chávez, Evo Morales, Correa…, aún el tico pepe Figueres lo dijo: las embajadas gringas en la mayoría de los países del mundo son un nido de espionaje, chantaje, fuente de desestabilización, soborno y complot… Wikileaks ha hecho esto oficial e irrefutable.

Pero estoy seguro no sólo las embajadas gringas tienen esta mala onda, toda potencia, aspirante a potencia, o que se cree potencia, lo hace, lo único diferente es la escala.

No es ningún secreto que la embajada gringa en El Salvador le dio el visto bueno al complejo militar oligárquico en 1972 para el Gran Fraude, o para el derrocamiento de Romero en 1979, y aprobó con su complicidad la masacre de 100 mil salvadoreños y la diáspora de millón y medio.

Las embajadas gringas son la pantalla de la CIA, esto era obvio ayer y hoy peor.

Pero hoy, en pleno siglo XXI, la visión ha cambiado para el gringo medio raza blanca a diferencia de 1971. Cuando la guerra era ideológica los gringos eran izquierda radical o ligth, cuando la guerra es religiosa ellos son fascistas o derecha light.

El mejor ejemplo es que tienen un presidente que les mintió descaradamente para llevarlos a la guerra y gastar 500 mil millones, engaña para que mueran cuatro mil de los suyos, todo por una mentira prefabricada y abonada por mentores neocon sionistas, pero lo dejan ir libremente y hoy día están restaurando su imagen!…. el cuarto poder en posesión de la extrema derecha gringa muestra su músculo.

Si la derecha fascista se burlaba de las denuncias de la izquierda tocante al espionaje, hoy están calladitos. En Miami ni salsa tocan. El Tea Party no dice ni pío, el Washington Post, Wall Street Journal, y Fox News, en lugar de informar atacan a Wikileaks y su líder, y junto al gobierno están viendo como lo quieren joder… o desaparecer.. la freedom and liberty, en este caso, valió verga.

Las mayoría gringa raza blanca hoy día, enlazada nupcialmente con la derecha, están viviendo los 20 años de arena que vivió El Salvador…, y el desenlace será similar cuando el castillo se desmorone.

La Caja de Pandora ya se abrió y más está por seguir, pero no hay mal que por bien no venga pues en el fondo de esta Caja, como pasó en la versión griega, quien quita también se halle la esperanza.

Tamen
.