6/30/2008

YA NO ES COMO AYER...

La computadora súper biónica de Raúl Reyes, la bandera que abandera el doctorcito candidato, el subsidio a la pandilla mafiosa de buseros, el agroblog que sacó de sus cabales al ministro cafetalero y al fiscal títere..., Estas fueron las noticias relevantes en Mi Patria la semana que pasó.

¿Qué pasó con el caso de la niña katya Miranda, el plan contra la crisis que se avecina por el encarecimiento de los comestibles y combustibles, la delincuencia, la educación, la salud? Tanto que se ha hablado de ello y no se empieza nada, y es que ya no queda más para hablar, sencillamente ya nada furula y lo único que queda es esperar el cambio de gobierno.

En gringolandia, en especial en Houston, acaban de hacer una redada de casi 150 hispanos, en su mayoría mujeres, todo en una fábrica escondida de ropa cerca del puerto de Houston. Por supuesto que esto lo hacen para complacer a la retahíla de racistas principalmente republicanos. No hay día en que el Houston Chronicle reporte redadas de latinos, ellos dicen que los “ilegales” quiebran “la ley”... se les olvida que su embajador Barclay, el gusano Noriega, y una caterva de congresistas republicanos quebraron nuestras leyes salvadoreñas cuando se inmiscuyeron en nuestro pasado proceso electoral e indirectamente son los que nos han clavado el gobierno inepto, corrupto, y narco que tiene a los salvadoreños huyendo de las deplorables condiciones que este partido derechista tiene sumido al país.

Pero hoy ya no es como ayer, internet hoy permite leer al instante lo que sucede en mi tierra cuzcatleca... y los blogs!... como dice el gringo: ¡oh boy, los blogs!, estos neutralizan el atol con el dedo que los extranjeros mandamases y sus lacayos del partido Arena nos tenían acostumbrados... y es que no, ya no es lo mismo que ayer.

Ya se habla que este pernicioso partido de derecha tiene en vista hackear y destruir los blogs salvadoreños anti Arena que han inundado internet. Exactamente como Bush y sus amos, los neocons, quisieron hacer con Aljazeera y fracasaron.

Ya se habla por los candidatos gringos que hay que “clarificar y modificar” los tratados de Libre Comercio, ya se rumora el fracaso de la globalización y la privatización... Hace 200 años el pueblo pobretario hubiese gritado en jubilo ¡el rey ha muerto, qué viva el rey!

Pero ya no es lo mismo que ayer.

Tamen

6/24/2008

FRUTAS

La he visto en mercados,
en malls y mini markets,
en la mochila de escuela,
en la canasta materna,
y ansiosas prendidas del árbol...

Igual que la nieve,
no hay dos iguales,
son dulce como el amar,
o ácida cual pesar,
madura entre inmaduras
o verde, amarilla, roja,
sobria, insana y sosa,
y cual naturaleza humana,
socada, dura, y floja.

Las he deliberado:
¿Cuál será más sabrosa?
tanta cantidad y variedad
tanto de un mismo fruto,
he maniobrado cual jerarca
y he perdido por bruto
pero venciendo cual monarca,
he sentido su tocar,
acariciado su saborear,
derrochado su buen lejos
y tan cercano asombrar...

No, no hay dos iguales,
sea bonanza, sea males...

Pero las más bellas
son las de tallo fresco,
redondas y curveadas,
y en su junco se aloja
el dulce cítrico crespo
con su ornato de hoja,

No, no hay dos iguales,
y como bienes y males,

van, vienen y vendrán...

Tamen

6/20/2008

Leonardo Heredia - - LA PALABRA PUTA


El subdesarrollo de El Salvador no se limita al aspecto económico, industrial y agrícola. Comprende también la cultura y la educación. Su reducido léxico le obliga a usar la misma palabra con distintas asepciones. Por ejemplo la palabra “puta”, o, el “hijue´puta”.

- “Hijue´puta”, puede ser una frase de cariño. La madre, refiriéndose a su propio hijo dice: “¡Es que es lindo el hijue´putía!”.

-De admiración: “¡Ese es clase de hijue´puta!”.

-De desprecio: “Se cree un gran hijue´puta y no es más que un hijue´putía, hombre”.

-De apremio: “Dale, hijue´puta”.

-De reproche a uno mismo, como, al cometer un error, se dice: “¡Ay,si seré hijue´puta!”.

-Sirve para designar a una persona cuyo nombre se ignora. “¡Mira, ¿quién era el hijue´puta que iba contigo?!”. Pregunta que bien puede tener como respuesta: “¡El hijue´puta de m´hijo!”.

- Se emplea en sustitución del pronombre: nosotros. “¡Los cinco hijue´putas que ibamos pa´l puerto, cuando de repente, un hijue´puta cuilio que nos para y...!”

-Se usa también como un cordial saludo: “¡Hola hijue´puta. ¿Que te habías hecho?!”. “¡Nada, hijue´puta!”.

-Denota alegría: “¡Hijue´puta. Simacito le doy al gordo!”.

-O de susto: “¡Puta. Simacito le doy al otro carro!”.

El ser cierta clase de hijue´puta es garantía de honorabilidad. Por eso decimos: “¡Yo no soy esa clase de hijue´puta!”.

-También la cantidad y calidad, pueden ser garantes de una promesa: “¡No me vayás a enganchar!”. “¡Nó´ombre. No soy tan hijue´puta como para eso!”.

-Es cuestión de tonalidades, de modulación, de intención al decir la frase.

Y también existe un “¡HIJUE´PUTA!”, dicho en una forma muy especial, por el que cualquier hijue´puta guanaco, se parte la madre con el más hijue´puta. El “hijue´puta” de insulto, suele magnificarse con alguna cifra, que no solo pretende incluir en la puteada a toda la ascendencia del que recibe el insulto, sino, hacerla más grande en dimensión de tiempo, y más sonora.

Entonces, el salvadoreño suele decir: “¡hijue´sesenta y nueve mil ochocientos noventa y cuatro putas!”.

Cuando no se dispone de tiempo para recordar a tantas generaciones, se abrevia diciendo:

“¡Hijue´la gran puta!”.

Entre más “hijue´puta”, más importante es una persona. “¿Con quién arreglaste el asunto, vos?”. “¡Achís, yo hablé con el mero hijue´putón!”.

El siguiente diálogo, entre dos salvadoreños que se encuentran en una cafetería en el momento en que entra una muchacha, ilustra mejor como es que las diferencias en el tono, el ritmo y el volumen, cambian diametralmente la asepción de la palabra.

-”¡Mirá hijue´puta. Que buena esa puta que va entrando!”.

-”¡No jodas hijue´puta, si esa puta no es puta!”.

-”¡A la gran puta!. Y si no es puta con esa care´puta que tiene. Entonces, ¿que putas es, pues, hijue´puta!?”.

El “hijue´puta” acompaña al salvadoreño, incluso, en los momentos de consternación: “¡A la gran puta. ¿Así es que se murió, no?”.

A todo mundo se le perdona ser “hijue´puta”. Solamente se le pide, no abusar. “¡No seas tan hijue´puta. Si no te cuesta nada. Hacéme el cachete!”.

Como el salvadoreño acepta, de plano, su condición de “hijue´puta”; cuando lo insultan, lo único que hace es regatear la cantidad:

-”¡Vos no sos más que un hijue´puta!”.

-”¡Achís. Más hijue´puta serás vos, cabrón!”

El “hijue´puta” de desprecio: “¡No es más que un pobre hijue´puta!”.

Bueno, aquí no se trata de agotar todas las acepciones, pero, cualquier hijue´puta guanaco bien nacido, con seguridad que puede agregar, cuando menos, un par de puteadas más.

6/15/2008

De preso meritísimo a hijo meritísimo

La última vez
que quiso jugar al todopoderoso
terminó encadenado en una prisión estadounidense
por tráfico ilegal de menores.

Una firmita el gordo.
Esta vez ya instruyó a la feligresía.
para que voten por Arena.
Por Dios!
Si hay algo que es totalmente de convicción
y exclusivamente personal, es el voto.

Es compresible que Arena esté afligido,
desesperado incluso,
pero actitudes como esas
no resuelven el problema.
Generalmente lo agravan.
Guayo Molina, tomado de El Faro..


6/14/2008

Un regalo para los hermanos mojados

Con los votos de ARENA, PCN y PDC, se aprobó esta tarde un impuesto a las llamadas entrantes del exterior de $0.04 centavos de dolar por minuto. ARENA introdujo una pieza con dispensa de trámite (sin que fuera evaluada, solo para su aprobación) que fué aprobada por los partidos antes mencionados.

Se pretende generar de este modo cerca de $80 millones de dolares al año a costa de los hermanos lejanos que llaman por teléfono a sus familiares, es decir que el cargo se irá directo a la factura telefónica de los residentes en el exterior que quieran hablar con sus familias. El costo por minuto de las llamadas que ingresan era de 0,07 de dólar, por lo que con el incremento será de 0,11 dólares.

El impuesto se "utilizará" para la campaña de ARE.... perdón quise decir para subsidiar los maravillosos planes y programas sociales del "socialista" Tony Saca y de paso sacar raja política del asunto.

Este impuesto como todos los que aprueba ARENA, PCN y el PDC afectan solo al pueblo, igual que el IVA que no es pagado por ninguna empresa sino por el consumidor final, es decir: usted mi amigo, yo y ahora nuestros hermanos en el exterior no solo deben mantener a flote la economìa familiar del pais, sino que deben subsidiar las medidas populistas de un presidente que lejos de gobernar, se a dedicado a montar una estructura de poder y control tipo Cossa Nostra (lo dicen sus mismos ex-jefes, que ahora son víctimas de la extorsión "Todos Sumemos").

Ellos nunca aprueban un impuesto que afecte a las empresas y menos al gran Capital, porque eso es pecado mortal en los modelos neoliberales, quienes deben mantener al estado son las personas que reciben un sueldo por su trabajo, los ciudadanos que han tenido que emigrar en busca de las oportunidades que no tienen aqui.

Los impuestos no son para las empresas que explotan al trabajador y reciben enormes ganancias, porque eso seguramente lo castiga el Dios al que adoran. Que los impuestos los pague el pueblo en especial los mas pobres, porque de todos modos los programas sociales son para mantener al pueblo...

Esa es la retorcida y maligna visiòn de los señores que mandan en nuestro pais. Tenemos FOVIAL, tenemos FOSALUD, pronto tendremos FOSaca, FOARENA o FOalianza por la Familia, pagada por nuestro sufrido pueblo que habita en el exterior, no por el gobierno, ni por las millonarias empresas ligadas al gobierno.

Gracias señor Tony Saca por seguir sangrando la economía del pueblo. Gracias y que le aproveche.....Sigan votando por ARENA.......Ya saben mis amigos que viven en el exterior, ahora pagarán 4 centavos de dolar extra por cada minuto que hablen con sus familiares en El Salvador y ayudarán a la campaña de ARENA....(perdón no puedo evitarlo)...quise decir: A los maravillos y divinos (hasta el vaticano lo premia) programas sociales de Tony Saca.

Post tomado de : Hunnapuh

6/11/2008

ESA FRASE COMÚN

Por Walter Iraheta Nerio

Con mi amigo Lorenzo siempre estábamos inventando aventuras:

-Sergio, escuchame, un día de tantos… exploramos el casco antártico.

Lorenzo soñaba tener pingüinos como mascotas. Yo, por mi cuenta, deseaba tener leones marinos.

Un día, en la escuela, vino Lorenzo con la novedad que en Buenos Aires había un centro de investigación de aeronáutica espacial, y estaba fácil hacer un viaje interplanetario. Contra la ley de gravedad que nos retenía a nuestro barrio,

Lorenzo quería ser astronauta.

La luna no me atraía, yo deseaba conocer Marte. Los marcianos eran famosísimos, salían en la televisión, el cine, los cómics y en las noticias. De los selenitas no se sabía nada.

A fin de cuentas terminaríamos viajando, aunque nuestras ilusiones quedarían en el camino, a pesar que nos graduamos con sendos diplomas.

Lorenzo se fue para los USA, yo terminé de «paseador de perros».

Mi negocio no era malo, comencé a pasear un perro, se llamaba Koki, luego me encargaron llevar de paseo a dos perritas. Al parecer, las dueñas deseaban que sus perritas tuviesen cachorros dalmata, porque, Koki era un dalmata. Lo malo es que Koki corría como un cometa, y las dos perritas eran pequinés, así que yo iba con una mano adelante casi volando, mientras con la otra mano arrastraba a las «pequis».

¡La concha de la lora!

Ese dalmata había que correrlo diez kilómetros diarios a puro sprint. Si no corría diez kilómetros el Koki se deprimía, y aullaba la santa noche.

Gracias a Koki mi clientela aumentó. La gente me miraba correr los cinco kilómetros en la mañana y cinco en la tarde, a puro sprint, para que el Koki no se deprimiera.

Resolví llevar sólo a Koki, y la jauría por turnos. Al final del día sumaba diez paseos de perros.

El asunto de los turnos fue una necesidad, dada la imposibillidad de recoger las boñigas que dejaban los perros. La municipalidad prohibió que los perros hicieran boñigas en las aceras, porque aquello parecía campo minado, y los turistas se estaban desertando de la ciudad.

La multa estaba justificada, pues, el gasto de limpieza era millonario: pagar a un ejército de limpiadores, detergente y toneladas de toneladas cúbicas de agua.

Por esa multa, la demanda de «paseadores de perros» nos salvó del desempleo a unos cuantos bomboneros, porque a mucha gente le gustaba pasear su perro, pero no le gustaba limpiar la boñiga que dejaba su perro.

Un día recibí la tan esperada carta de mi amigo Lorenzo. La pasaba superbien en
Nueva York, vivía en un duplex perfumado, tenía un Cadillac, trabajaba 36 horas a la semana y le quedaba tiempo libre para ir a la ópera con su novia, a cada show de Broadway, vacacionaban en las Bahamas. Su novia era una gringuita jefa de una oficina, y di por entendido que Lorenzo era socio de algún bufet de abogados. Mi amigo Lorenzo insistió:

-Pibe, venite. No te jorobés con pocos pesos.

Como yo era bien devoto del dulce de leche, la empanada y el asadito del domingo, ni soñando se me ocurrió expatriarme hacia Nueva York. Sin churrasco yo no soy nadie.

Las lindezas que Lorenzo contaba, me entusiasmaban. Pero mi negocio iba de viento en popa, tenía más de cien perros para llevar de paseo, y hasta pensaba contratar ayudantes, poner oficinita con secretaria, publicidad en los clasificados.

Pero… ¡La concha de la lora!, llega la crisis del dólar, la bancarrota, el saqueo, la venta-regalada de toda la industria nacional, teléfonos y cables eléctricos y la azucarera y la manufacturera, privatización de la cosa pública, bancos y hasta el agua. Fue el acabose con la mafiocracia.

Después de ser uno de los grandes graneros del mundo, comenzamos a comprar cereales y azúcar, y de todo le compramos a Brasil.

Los pesos que deberían caer como maná de la macroecomía, nunca los vimos. El dinero se globalizó, pero nosotros nos hicimos más aldeanos.

Hambruna en Argentina ¡Quién lo imaginaria!

La gente famélica, desnutrida, niños raquíticos. Uno miraba las fotos en los diarios y no lo podía creer. Esas fotos solamente se habían visto en Biáfra, Sudán y Etiopía.

Te salías de la ciudad y mirabas «las ruinas» de la petrolera IPF como barcos fantasmas, edificios fantasmas que sólo se miraban en esas fotos que llegaban de Georgia y Chechenia después de la guerra fría.

Los bancos no entregaban ni un billete ¡el famoso corralito!

Había que hacer comité en el barrio, para sobrevivir. Ollas comunales por aquí, ollas comunales por allá repartiendo sopa de fideos. La gente que tenía parientes en el extranjero, van para afuera. Grandes colas en las embajadas.

Muy preocupado escribí a Lorenzo para que me prestara dólares. Le dije que ya me expatriaba de la ahora tercermundista Argentina empobrecida. De paso, le pedía a Lorenzo que me diera posada en su duplex perfumado.

Lorenzo me envió una carta inmediatamente aclarando sus condiciones, para evitar un shock cuando yo llegase a Nueva York:

«Sergio, aquí no tengo ningún despacho de abogado, soy "paseador de perros", como vos. Tampoco poseo duplex perfumado, vivo en apartamento compartido, en una barriada vecina al Bronx, una zona superpeligrosa, megapeligrosa. Imagina que cada noche, al regresar del trabajo tengo que sortear una verdadera jungla donde no faltan gánsters desvalijando transeúntes. Te aclaro que mi novia no es jefa de oficina sino despachadora de hot-dog en un chiringuito, y tampoco es gringuita sino salvadoreña. Bueno… es rubia porque se tiñe el pelo con dioxógen. Y eso de las vacaciones, se trata de que en la azotea del condominio tenemos sillas playeras, para tomar sol cuando el cielo no está encapotado. A la azotea la llamamos: las Bahamas.

«Te reitero que me dedico a pasear perros. No creás que los paseadores de perros ganamos una gran fortuna, pero se saca para el asadito del domingo. Ganamos algunas propinas… porque lo que no te dije, es que Nueva York es el paraíso de los perros. Las mascotas están de moda, y la gente neoyorkina prefiere tener un perro y no un pibe. Imagina que a los perros no les llaman por su nombre, sino baby. Antes habían guarderías infantiles, ahora hay dog-garden, antes iban de baby-sitter, y ahora de dog-sitter.

«Sergio, no te extrañés que hay escuelas para perros, escuelas de etiqueta y cortesía y modelaje y de danza y hasta de perros actores. Hay residencias especiales donde cada perro tiene habitación con televisión donde les pasan «Big brother dog». Y bueno, el perro tiene teléfono, por el que sus dueños lo saludan desde sus vacaciones o desde sus trabajos. Para relax del perro hay música instrumental, y pasa el cuidador a cantar una canción de cuna, para que el perro no tenga pesadillas. Hoteles de lujo para perros, nada de barracas, sino suites con jacuzzi, gimnasio y piscina.

«Aquí también podés trabajar como taxista de perros. Se trata de llevar al perro a la peluquería, al sauna, al club social, al parque de tobogán, al cumpleaños de otro perro amigo. Los itinerarios se alargan con viajes al cine para perros, casi todos los perros son fans del aventurero "Scooby Doo", de las chiquilladas de "los 101 dalmatas", y cuando se ponen romanticones les gusta mirar "La dama y el vagabundo". Otro día hay que llevar el perro a la discoteca. Bueeeeeno, a una de las discotecas.

«Haciendo un paréntesis: Fijate vos, que los perros neoyorkinos les encanta el swing. No sé por qué a los perros les gusta el swing. En cambio, llevás a un perro a una discoteca de hip-hop, rap o cualquiera de esos ruidos electrónicos y los perros se ponen a aullar como lobos, y, en adelante hay que llevar al perro a la clínica psicológica para perros, porque con esa música hip-hop, rap o electrónica quedan estresados para toda la semana. Claro, hay excepción, porque a los doberman les fascina el heavy metal, mientras a los pitbull les gusta el rock duro.

«Hay otros capítulos caninos que no los relato en esta carta, por falta de espacio, y pesos para el franqueo de la carta, como eso de las boutiques de ropa y comidas para perro.
«Sergio, mejor te venís para Nueva York, aquí hay academias donde te especializas en asistencia a perros. Te venís, y cuando pase la crisis en Argentina, te regresás a poner una residencia canina de múltiples servicios. Te enviaré el boleto de avión, ya comprado aquí en Nueva York, es lo mejor. Okey pibe, ahora mismo salgo hacia la agencia de viajes… Abrazos pibe».

¡Ah!… lo que no he dicho es que también la carta de Lorenzo traía una posdata, y para convencerme de emigrar, decía que antes uno escuchaba esa frase común de tener «vida de perro», y se pensaba irremediablemente en la miseria. Pero decía Lorenzo que ahora esa frase es relativa, porque en Nueva York tener «vida de perro» es tener una vida afortunada. Aunque después de un tiempo los perros de lujo también son abandonados en la calle o terminan eutanasiados por la perrera municipal. Total que la frase vuelve a ser común.

La carta de Lorenzo llegó hace dos meses, el anunciado boleto de avión nunca lo recibí, tampoco mi amigo levanta el teléfono cuando le llamo. Ahora estoy pensando hacer la cola en cualquiera de las embajadas que dan visas temporales.

Walter Iraheta Nerio

Publicado anteriormente con el título de "Vida de perro".Suplemento Tres Mil del diario Co-Latino, El Salvador.

Tamen

6/08/2008

O?AMA, O?AMA, O?AMA...

No estoy seguro si fue paja, o realidad, es muy temprano para decir, pero fue como si una mañana abriera El Trompudo y el titular dijera: ¡Mauricio Funes deserta y se vende a ARENA!...

Como diría el cubano: “¡Coño!, ¡el tipo ese sólo era un come mierda!

Eso sentí cuando vi por Tv cuando Barack Hussein Obama aparentemente se aculeró frente al poderoso de esta nación: AIPAC (American Israeli Pac Action Committee), conocido más comúnmente como fue bautizado por los profesores que escribieron el libro: El Lobby. Y es porque ha dejado en claro que para ser presidente de USA se tiene que llegar personalmente y públicamente a expresar incondicional apoyo a Israel.

¡Increíble!

Hay que darle crédito a esta élite, han de ser individuos brillantes, de otra manera no hay explicación posible al hecho que los tres candidatos de donde saldrá el próximo presidente de la nación más poderosa del mundo, llegan a lanvisconear a la entidad que tiene en estos momentos a dos de sus más altos miembros acusados de espionaje y traición por el FBI... ¡Increíble!

¿Quedará esperanza?

Yo entiendo que ser político ducho es prometer y no cumplir cuando elegido, la mentira es fundamental en la política, pero haciendo a un lado si fue sincero o no, no concibo que se pueda llamar cambio a seguir la piedra filosofal del problema de los Estados Unidos, que pienso yo, (y muchos que por temor no lo expresan), es estar dependiendo la política en el Medio Oriente en una élite a la cual no le interesa en lo absoluto USA como nación.

Gringolandia es una sociedad basada en el poder que brinda el dinero, trae prosperidad, bienestar, y progreso... pero también trae ambición, egoísmo, traición, perdida de valores morales; pero lo más fatal es que los países capitalistas se hacen susceptibles a la influencia de cerebros financieros como los miembros del Lobby, que usan esto para lograr fines a favor de una entidad extranjera y en contra de la seguridad e intereses de USA.

Al menos quedó descubierta la paja, y por última esperanza sólo quedaría fantasear que O?ama, a pesar de ser Senador de primer término, sea ya un político ducho, obtenga el hueso... y se les voltee de la manera más sutil, que el mismo Lobby trabaja.

Tamen

6/02/2008

EL VERBO ERROR

Errar es de humanos, rectificar es de hombres”... No recuerdo cuando fue la primera vez que escuché este popular refrán, pero a mi tata le encantaba repetírmelo constantemente.

El clavo es que la palabra error tiene dos componentes y un vergo de engendros. Hacer el error y reconocerlo uno mismo es el primer componente. El segundo componente es rectificar el error.

Los terrícolas guanacos le damos al error muchos nombres: errorcito, errorazo, error garrafal, error de buena fe, error intencional, indetectable, y horror. Pero un error lo define Encarta como Concepto equivocado o juicio falso. 2. Acción desacertada o equivocada. 3. Cosa hecha erradamente. .... 5. Fís. y Mat. Diferencia entre el valor medido o calculado y el real.

Como la mentira hay errores buenos, y hay errores malos así como hay “horrores y errorcitos”.

El error puede ser una equivocación, (casarse fue el error, el escoge fue correcto) o una falta (el penalti es el error, pero la zancadilla fue inteligente).

Un tiempo yo pensé que chupar fue el error mas colosal de mi vida, pero sin embargo hoy reconozco que antes del error está la predisposición genética individual a cometer ese error como miembro de un segmento poblacional que bebe bebidas alcohólicas. Lo mismo digo con el fumar, ser dejado, desordenado, malcriado... Y como en el caso de mi alcoholismo, yo nací predispuesto a sufrir alergia y obsesión mental por el alcohol, algo que mi mejor amigo no sufre, a pesar que empezamos chupando juntos.

Para rectificar mi error primero voluntariamente reconocí que era impotente ante ese error. Luego vino el huevo de vivir sin cometer ese error.

Reconocerme impotente para luchar contra algo que no había podido derrotar con mi mente requirió que me pusiera humilde y honesto. Pero yo no significo la paja de juntar mis manos en señal de oración e impotencia, sino algo mucho más íntimo, introspectivo, espiritual.

Sin ese primer paso del reconocimiento, el error no existía más que entre los que vivián y convivian conmigo.

¡Pobrecito de mí!... Pero yo así lo quise.

Su Ser, un universo que flota,
Es mi viento de libre albedrío,
Su Rostro, fulgor de luz ignota,
Es Mi Señor y temo su poderío...

Yo he osado contra Su Diestra,
un ego inflado, ente testarudo,
olvidarlo hizo mi vida siniestra,
reencontrarlo fue aún más rudo...

Retarlo me arrastró a un abismo,
fondo tétrico, lleno de endriagos,
sumideros de envidia y egoísmo,
años aciagos y amargos estragos...

Mi alma era una Caja de Pandora,
mi mente plétora de masa aviesa,
mi corazón hiel con saña atesora,
mi cuerpo encubierto en aspereza...

Entonces me exalté, y me humilló,
humillado me humillé, y me salvó,
pedí con sumisión, y me escuchó,
y un rayo de esperanza Él irradió...

mi derrota descubrió mil defectos,
inició a rumiar en mí, no en otros,
y luché por tornar al sendero recto,
senda que Él guía... ¡a nosotros!


Tamen