10/25/2008

El Verbo Tener

Los tropiezos y logros, la incertidumbre y la resolución, el formato y la improvización… Si todo fuera automático no habría excitación, no habría exaltación… sería un vivir marciano, estéril e inhóspito… pero nuestro planeta ofrece ese manjar que se chupa en el humano diario vivir.

Fui, soy, y seguiré siendo
ese idéntico que fue y es,
y como soy, seré después,
aún deseando y queriendo...

Queriendo todo, nada tuve,

y lo que quise no lo obtuve,
hoy lo tengo, ya no lo quiero,
y lo que quiero no adquiero...

Cuando tuve me abstuve
de escrutar lo que quería,
y adquirí lo que requería,
poco tiempo lo sostuve...

Amé, amo y aún amaré,
odié pero me pude curar,
disfruté jugando al azar,
y no cuidé lo que gané...

Descubrí, pero no entendí,
especulé y aprendí a usar,
compliqué el verbo amar,
mereciendo lo que recibí...

Lo que quería, no lo tenía,
y compliqué más la cosa,
pues cual prosaica prosa,
más quería, más perdía...

Sigo queriendo obtener
eso amado cual placebo,
y pretendiéndome aedo
veo en verso un renacer...

Cual tuve, tengo, o tendré,
no será siempre mío, sino
cual cruce en mi camino,
lo pasaré, y no lo olvidaré.

Hoy cuido eso que tengo:
el nada que siempre tuve,
mi fatuo orgullo contuve

y acepto mi rancio abolengo...

Tamen